Downcountry: Un Soplo De Aire Fresco Para El XC

Downcountry: Un Soplo De Aire Fresco Para El XC

Staff, 22/06/2020
Whatsapp
Staff, 22/06/2020

Durante varias temporadas, los profesionales del XC han estado compitiendo en circuitos cada vez más técnicos y difíciles. Gracias a las retransmisiones de Red Bull y atletas icónicos como Nino Schurter, la tristeza de la primera década de esta modalidad ha sido olvidada, y con ella también sus circuitos donde ganaban aquellos que tan solo salieran los más rápidos.

El propio Nino Schurter declaró, en nuestra entrevista, que corre con una horquilla de 120mm, una medida impensable para muchos aficionados que se ponen en la parrilla de salida todos los domingos. Lo que se ve en los circuitos de competición de la copa del mundo está invadiendo lentamente el mercado destinado a nosotros los humanos, y cada vez más marcas ofrecen un modelo más agresivo de XC. Lo vimos hace unas semanas con la nueva Cannondale Scalpel, y su hermana mayor SE.

Los estadounidenses llaman a esta «nueva» modalidad Downcountry, lo que significa una mezcla entre descenso y cross country, bicis con una vocación para descensos, sin olvidar un excelente rendimiento cuesta arriba. Hay marcas como Yeti que ni siquiera compiten en la copa del mundo, pero tienen bicicletas de XC en su catálogo casi desconocidas en Europa, como la SB100. ¿Qué nos bloquea para comprar una bici así? ¡El peso!

Una bicicleta de XC debe pesar posiblemente menos de 10kg, ese es el dogma. La realidad es que si quieres descender rápidamente por senderos técnicos con una 29″ (diámetro de la rueda de todas las bicicletas de XC en la actualidad), necesitarás neumáticos ligeramente más fuertes y posiblemente una tija telescópica. Y con esto, nos despedimos de los 10 y vemos 11 kilogramos, por supuesto.

Por experiencia directa, puedo decir que no son los kilos extra los que afectan al rendimiento en una subida, sino la geometría, algo que ha cambiado mucho en los últimos años. Las bicis de XC también se están volviendo largas y bajas, con ángulos de dirección que hacen que los 70° que solíamos ver hasta hace muy poco pasen a ser ridículos, y con alturas de pedalier que finalmente tengan en cuenta la estabilidad al descender y en las curvas. ¿Necesitamos hablar sobre el ancho de los neumáticos en un segmento donde corrimos con 1.9″ hasta hace poco? Hay atletas de XC que usan llantas con canal interno de 30mm y neumáticos de 2.4″ porque, gracias a las presiones más bajas, se deslizan mejor en los baches y ofrecen más tracción.

Para aquellos que compran una bicicleta por diversión, y no solo para entrenar, se les abren posibilidades y horizontes inesperados: para afrontar salidas con monstruosas diferencias de altitud y senderos técnicos cuesta abajo, se pueden agregar diversos sistemas para fijar herramientas y botellines al cuadro, además de vestir culottes con compartimentos de almacenamiento, permitiendo dejar la mochila en casa y convirtiéndote en un rayo alrededor de la montaña. Los itinerarios que anteriormente requerían odiseas de un día se vuelven factibles en unas horas intensas de ciclismo de montaña saludable y divertido.

¿Cuál es la bicicleta de montaña que más te atrae actualmente?