MTB-MAG.COM - Mountain Bike Online Magazine | La Aventura De Hans Rey En Guatemala

La Aventura De Hans Rey En Guatemala

La Aventura De Hans Rey En Guatemala

11/11/2015
Whatsapp
11/11/2015

[ad3]

Un hombre joven; De 18 años, Kevin, se encuentra en una esquina de la calle polvorienta en las afueras de Antigua, Guatemala. Hace dos años que recibió una bicicleta de Wheels 4 Life a través de su escuela; “Escuela Proyecto La Esperanza”, que fue fundada y se ejecuta como una organización benéfica del Reino Unido.VS_Guatemala_Press_01.15_049 VS_Guatemala_Press_01.15_030

Producen un programa educativo excelente para los afectados por la pobreza, la gente de la zona Antigua de América Central. Kevin salta a la parte posterior de nuestra camioneta y nos guía hacia su humilde casa donde vive con su madre. Es un edificio de ladrillo con una puerta de metal y sin agua corriente. Su habitación es pequeña. Al lado de su cama almacena sus pocas pertenencias que consisten principalmente de ropa, útiles escolares y aparte de sus trofeos de fútbol, su bien más preciado, su amada bicicleta.

VS_Guatemala_Press_01.15_063 VS_Guatemala_Press_01.15_062

Gracias a esta bicicleta  puede viajar a la escuela mucho más rápido y ser más puntual. Su familia no puede permitirse gastar 1 quetzal (13 centavos) para su billete de autobús a diario. Kevin está tomando un curso de la universidad para completar su educación y al hacerlo está construyendo a sí mismo una plataforma para un futuro más brillante. Su pasión es el fútbol, ​​pero él monta en bicicleta por una colina cerca de su casa con facilidad y pedalea más de 10 kilometros hasta la escuela a través de vacas y tráfico, como un mensajero en bicicleta de Nueva York.

VS_Guatemala_Press_01.15_061 VS_Guatemala_Press_01.15_045

El fotógrafo austríaco Stefan Voitl se acercó a mí hace unos meses y me preguntó si me gustaría unirme a él junto a su compañero y rider de trial Tom Oehler en una aventura en bicicleta, y al mismo tiempo, ayudar en el proyecto Wheel 4 Life. Su objetivo era volver a casa con una colección de fotografías tomadas durante nuestro tiempo en Guatemala, para luego poder exhibirlas y vender para recaudar fondos para otro proyecto de Wheels 4 Life.

VS_Guatemala_Press_01.15_050 VS_Guatemala_Press_01.15_054 VS_Guatemala_Press_01.15_038

Todos nos reunimos en la ciudad de Guatemala junto al operador local, Matt de “Oldtown Outfitters”. Nos había sugerido un tour único y remoto de cabaña en cabaña por las montañas, a una altitud elevada de 10.000 pies más o menos. Todos habíamos traído nuestras bicicletas de montaña de doble suspensión, excepto Matt que usaría su bicicleta rígida. Durante los primeros días nos enseñaron los alrededores de la pintoresca y ciudad colonial de adoquines de Antigua, que está rodeada por varios volcanes. También tuvimos la oportunidad de montar en el primer bikepark de Guatemala – El Zur. Después de un desplazamiento en camión lleno de baches que duró 45 minutos nos descargaron a la mitad de camino del Volcán de Agua, para empezar un descenso de 20km  a través de un exuberante bosque nublado y con un terreno de  tierra volcánica suelta y polvorienta.

VS_Guatemala_Press_01.15_037.1 VS_Guatemala_Press_01.15_036 VS_Guatemala_Press_01.15_032

Unos días más tarde, después de 5 horas en coche por el campo, llegamos cerca de Todos Santos en la base de la cordillera Cuchumantanes. El objetivo era montar a través de Laguna Magdalena y Chortiz hasta la ciudad de Acul Quiche en tres días, durmiendo como mochileros en simples chozas y conseguir ser alimentados por familias locales. Los senderos y el terreno eran bastante técnicos y lentos. A menudo tuvimos que empujar, caminar y hacer trial para sortear todos los obstáculos. Entre las granjas remotas dispersas y los errantes pastores que nos encontrábamos por el camino, rara vez estábamos solos, pero siempre lejos de la civilización.

VS_Guatemala_Press_01.15_018 VS_Guatemala_Press_01.15_020 VS_Guatemala_Press_01.15_024

Cuando llegamos a la pequeña ciudad de Laguna Magdalena los lugareños se quedaron bastante sorprendidos al vernos bajar por la ladera áspera en bicicletas de montaña. El pueblo lleva el nombre de la hermosa laguna y cascada cerca de la cabaña donde nos alojábamos. Tan pronto como el sol se puso, me puse cada pieza de ropa que tenía; sin electricidad ni fuego, estábamos muy tapados con las mantas de las cabañas. Después de una divertida ronda de dados y un frasco de alcohol ilegal local, nos arrastramos hasta nuestras camas antes de las 21:00. Cuando nos despertamos, las estrellas aún eran visibles en el cielo oscuro y el suelo estaba congelado; no perdí mucho tiempo para comenzar nuestra subida del valle y llegar a los primeros rayos de sol.

VS_Guatemala_Press_01.15_022 VS_Guatemala_Press_01.15_023 VS_Guatemala_Press_01.15_046 VS_Guatemala_Press_01.15_064 VS_Guatemala_Press_01.15_002

Este fue el gran día. La mayor parte de la ruta no la hicimos montado en bicicleta y había varios tramos que ni siquiera había camino. Sabíamos que el pequeño pueblo de Chortiz tenía otra cabina para mochileros, pero entremedio tuvimos que atravesar valles y cordilleras siempre a una altitud de unos 3.000 metros, donde nuestro punto más alto fue en realidad en 3.200m. Curiosamente todavía tienen árboles que crecen a esta altura y por suerte el aire no parecían tan fino como en los Alpes. Entre sacar fotos, filmar algunas escenas con nuestras GoPro y el ir lentos debido a la naturaleza técnica de la pista, no llegamos a nuestro destino hasta justo antes de la puesta del sol.

VS_Guatemala_Press_01.15_004 VS_Guatemala_Press_01.15_080 VS_Guatemala_Press_01.15_040 VS_Guatemala_Press_01.15_029 VS_Guatemala_Press_01.15_025

Esto no era una zona como para perderse. Después de seguir un pequeño sendero sobre durante una hora y media llegamos de nuevo a la pista principal. Nos dimos cuenta de que habíamos ahorrado unos 30 minutos, pero aún así tuvimos otras 2 horas para ir acompañados del sol acercándonos al horizonte. Cuando llegamos a la cabaña, nos encontramos con dos chicas del Reino Unido y su guía en la mayor parte de las camas. Dispersamos algunos colchones y mantas en el suelo nos sentimos como en casa. Las duchas estaban fuera de la cuestión, y el agua potable tuvo que ser filtrada. Una familia local nos invitó a su casa primitiva con suelo de tierra y una hoguera en medio de la habitación, donde las mujeres de la familia estaban preparando una comida con olor delicioso que consiste en caldo de pollo, fideos, papas y huevos; la misma que serían servidos para el desayuno de la mañana siguiente.

VS_Guatemala_Press_01.15_015 VS_Guatemala_Press_01.15_014

Después de perder mi corona jugando a los dados la noche anterior, me quedé con ganas de la última etapa de nuestro viaje, el largo descenso hacia Hacienda San Antonio, una granja de queso.
VS_Guatemala_Press_01.15_024 VS_Guatemala_Press_01.15_026 VS_Guatemala_Press_01.15_033

El camino me recordó a uno que está en los Alpes italianos de la Segunda Guerra Mundial. Sólo nos encontramos con algunos pastores y caballos de carga que transportaban suministros a las tierras altas. Uno de los caballos se asustó accidentalmente por las ruedas giratorias de nuestras bicicletas y se cayó fuera del sendero, en la maleza. Tuvimos que ayudar a eliminar la carga pesada del caballo para que pudiera volver a la pista; por suerte el caballo estaba bien. Hermosos senderos, terreno natural y un camino fuera de pista guatemalteco salvaje fueron un gran escenario para nuestra aventura.

VS_Guatemala_Press_01.15_034 VS_Guatemala_Press_01.15_035 VS_Guatemala_Press_01.15_036 VS_Guatemala_Press_01.15_039

De vuelta en Antigua nos preparábamos para visitar la escuela EFTC (educación para los niños) y conocer a algunos de los destinatarios anteriores de bicicletas proporcionadas por el proyecto Wheels 4 Life, así como los 31 nuevos niños que iban a recibir una nueva bicicleta a través de nosotros mientras nos encontrábamos allí. Wheels 4 Life es una organización benéfica sin ánimo de lucro que proporciona bicicletas para personas que necesitan el transporte en los países en desarrollo. EFTC es una escuela dirigida por una organización benéfica sin ánimo de lucro del Reino Unido. No sólo proporcionan educación a más de 600 niños, sino que también dan acceso a sus estudiantes a la salud, la nutrición, el transporte (como con las bicicletas que donamos) y cuando es necesario, al consejo psicológico y terapia para los niños y las familias que han sufrido experiencias traumáticas. Más apoyo educativo incluye becas universitarias para preparar a estos niños para trabajos reales y una oportunidad de romper el círculo vicioso de la pobreza. Muchas de estas familias viven con menos de $1 por día y, a menudo 3 o 4 niños comparten una habitación pequeña y una cama grande.

VS_Guatemala_Press_01.15_082 VS_Guatemala_Press_01.15_083 VS_Guatemala_Press_01.15_078

Estaba muy agradecido al ver a Stefan y Tom apoyar mi causa y ser inspirado por ver de primera mano la situación y las dificultades a las que estos niños se enfrentan. Estaba feliz de ver a nuestro proyecto florecer y tener éxito después de nuestra fase inicial hace ya 3 años, fue gratificante ver las bicicletas que dimos hace mucho tiempo aún en marcha y funcionando. Algunos de los estudiantes ahora están asistiendo a la universidad con los sueños de los puestos administrativos o de trabajo en la creciente industria del turismo en Guatemala.

Si estás interesado en visitar Guatemala, contacta con Oldtown Outfitters: http://adventureguatemala.com

Si estás interesado en Wheels 4 Life, visita: www.Wheels4Life.org

Tom Oehler: http://instagram.com/tom_oehler

Hans Rey: http://instagram.com/hansnowayrey/

Fotos: Stefan Voitl / http://www.voi.tl

[ad45]

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of