• it
  • en
  • es

[Mecánica] Cómo Montar Un Manillar De Carbono Correctamente Y Evitar Que Se Rompa

[Mecánica] Cómo Montar Un Manillar De Carbono Correctamente Y Evitar Que Se Rompa

19/02/2019
Whatsapp
19/02/2019

El montaje de los componentes de fibra de carbono requiere una atención especial, especialmente cuando se trata de componentes “vitales” como los manillares. Si algo sale mal con el manillar, existe un riesgo real de lastimarse. Imagínese si el manillar se rompe en medio de un descenso: un desastre.

El temor de que se rompa el manillar es tan alto, que muchos corredores prefieren confiar en el aluminio ya que es “más seguro”, renunciando así a las ventajas en términos de peso y amortiguación de las vibraciones que puede producir el carbono. En realidad, la mayoría de las roturas del manillar de carbono se deben a un montaje incorrecto, por eso hoy veremos cómo montarlo mejor.

Par de apriete correcto

Los pares de apriete son muy importantes para el montaje de nuestros manillares de carbono. El par de apriete del carbono es crítico: si apretamos demasiado, el material puede romperse, a veces se agrieta internamente y se rompe, sin mostrar ningún daño externo aparente. Además, las fibras trituradas no funcionan bien, se crean puntos de sobrecarga y pueden producirse roturas. Por otro lado, el carbono es suave, no tiene una superficie rugosa que garantice la fricción en los acoplamientos de las piezas, por lo que si no apretamos los tornillos lo suficiente, corremos el riesgo de que el manillar, los comandos o los frenos giren durante el uso, con riesgos de seguridad indudables.

El par de apriete suele escribirse en el componente o en el manual de instrucciones. Si se especifican dos pares de apriete (potencia y manillar) en dos componentes, siempre se debe observar el más bajo.

Pasta especial para el montaje

Los pares de apriete en el carbono tienden a ser bajos. Si a esto le añadimos su suavidad superficial, entendemos que se necesita algo que evite el deslizamiento de las piezas: la pasta de agarre  o mejor dicho, la pasta de montaje para los componentes de carbono.

La pasta de agarre, como se llama en la jerga, es un compuesto adhesivo que contiene a menudo microgránulos, casi como si fuera una arena. Su tarea es aumentar la fricción con el componente de carbono, pegarlo e interponer en el acoplamiento estos gránulos que aumentan la adhesión entre las partes.

Existen varios tipos, lo que es importante saber sobre este producto es:

  • La pasta toma un poco de tiempo para secarse, el manillar se puede mover y reposicionar al principio, pero cuando la pasta se haya secado, es mejor no mover más el componente.
  • La pasta debe aplicarse sobre superficies limpias y desengrasadas, nunca combinada con grasa o antiadherente.

Pasos a seguir

¡Después de estas premisas, vamos a trabajar para montar nuestros manillares!

1. Extracción de la placa de la potencia: retiramos la placa frontal de la potencia. Limpiamos y desengrasamos la superficie de contacto y aplicamos pasta de montaje de carbono. También limpiamos el manillar, y aplicamos algo de pasta.

2. Fijador de roscas en los tornillos: si es necesario, aplique una gota de fijador de roscas a los tornillos de la placa, esto evitará que se aflojen. En general, los tornillos ya están equipados con bloqueadores de roscas de fábrica.

3. Identificación del lado “sin separación”: la mayoría de los accesorios modernos del manillar utilizan un sistema de sujeción que requiere que un lado de la placa entre en contacto con la potencia. En la práctica, el ajuste se realiza solo en un lado: en un lado se atornilla hasta el tope y en el otro lado se aprieta con el par de apriete correcto. Las ventajas de este sistema son una mayor facilidad para colocar el manillar, que permanece “engrapado” una vez que se aprieta el lado de contacto, permaneciendo en posición incluso sin tener que sostenerlo con las manos y una distribución de fuerzas más uniforme, relacionada con el hecho de que la placa trabaja perfectamente recta.

4. Sujeción del lado “sin espacio”: colocamos el manillar en la potencia y luego fijamos la placa atornillando solo los tornillos del lado “sin espacio” con el par de apriete correcto. En este punto, la placa está en contacto en un lado con la potencia y en el otro tiene un espacio que nos permitirá bloquear el manillar.

5. Orientación del manillar: luego gire el manillar hasta que alcance la posición deseada. También verificamos que esté correctamente centrado.

6. Sujetando el lado con el espacio: con el manillar en posición, apriete, alternativamente, los tornillos del lado con el espacio hasta alcanzar el par de apriete correcto (el más bajo del que proporciona el fabricante de la potencia y el manillar).

En el caso de potencias  sin sistema de separación, la placa frontal debe apretarse de la siguiente manera:

  • El espacio entre la placa y la potencia debe ser igual tanto arriba como abajo
  • El apriete de los tornillos debe ser transversal, como se muestra en el diagrama de arriba.

7. Fijación de los frenos: los frenos en los manillares de carbono son críticos. Siempre deben apretarse de tal manera que permitan que las palancas de los frenos giren en caso de una caída, pero al mismo tiempo no deben permitir que se muevan mientras uno está montando. Si la palanca no gira durante la caída, puede rayar el carbono causando una lesión interna que luego lleva a la rotura del manillar. ¡Es el escenario más frecuente de romper un manillar de carbono!

Posicionamos las palancas de freno y luego las apretamos tan pronto como no se mueven.

8. Fijación de las palancas de la tija telescópica: aunque están menos expuestas que las palancas de freno, los otros controles nunca deben estar demasiado apretados para que giren en caso de impacto. No es necesario usar una llave de torsión, lo más importante es seguir la misma regla que hemos aplicado a las palancas de freno.

9. Fijación de los tornillos en los puños: a diferencia de los frenos, los puños no tienen que moverse. Su par de apriete suele ser de 3-4 Nm, sin embargo, un par suficiente para evitar la rotación incluso al forzar con las manos.

Después del montaje, deje reposar el componente durante unas horas para que la masa se seque y pegue los distintos componentes de manera adecuada.

  Subscribe  
Notificami di