[Primera Impresión] Horquilla Öhlins TTX DH Race

[Primera Impresión] Horquilla Öhlins TTX DH Race

21/06/2018
Whatsapp
21/06/2018

Fuimos invitados a Estocolmo, Suecia para visitar la sede de Öhlins y poder probar la nueva horquilla de DH, la TTX DH Race. Esta horquilla viene de dos años de desarrollo en colaboración con el equipo Specialized Gravity.

Características

  • Recorrido: 160-200mm
  • Cartucho de aire independiente
  • Cartucho hidráulico independiente
  • Boost DH (20x110mm)
  • Retenes SKF
  • Offset: 46/50/54/58
  • Compatible con neumáticos de hasta 29×2.8 o 27.5×3.0
  • Precio: horquilla 1.854 Euros

La horquilla tiene la regulación del frenado de compresión y el retorno a baja velocidad con 15 clics, más ajuste de compresión a alta velocidad con 4 clics. La pieza neumática de tres cámaras está aislada de los vástagos para reducir el calentamiento. La respuesta del elemento elástico es ajustable a lo largo de todo el recorrido, un sistema que Öhlins llama Total Tune Spring Curve (TTSC).

Todo lo que se ha dicho hasta ahora también se aplica al kit de cartucho TTX 18, diseñado para ser montado en una Fox 40 o RockShox Boxxer. Por el momento estamos probando el kit en una Boxxer: pronto escribiremos una prueba completa.

El espacio del buje es Boost 20×110 asegurado con tornillos.

Las botellas existen para ruedas de 27.5″ y 29″ con desplazamiento offset de 46, 50, 54 o 58mm. La altura de la horquilla (eje a la corona) es de 608 – 620mm en la versión para 29 ” y 590 – 604mm para la de 27.5″.

Öhlins todavía no tiene un guardabarros para la TTX, pero ha preparado la horquilla con dos orificios roscados para una integración futura. Según Öhlins, los retenes de SKF son la mejor elección en términos de suavidad y resistencia al barro y al polvo. El puente puede albergar ruedas de 27.5 “y 29”.

Los gráficos son simples, con el logo Ö en amarillo. Es probable que otros colores también estén disponibles en el futuro.

En la parte superior de las barras encontramos, por un lado, la válvula de aire (cámaras positiva y negativa, equilibran automáticamente) y, por el otro, los mandos de frenado de la compresión. Debajo de la barra de la izquierda está el frenado a baja velocidad, protegido por una tapa, y debajo de la derecha, la válvula del soporte inferior.

La parte neumática es completamente independiente, por lo que es fácil de quitar para el mantenimiento.

Una guía completa para el ajuste positivo de la cámara pronto estará disponible en el sitio web de Öhlins para ayudar a los usuarios a ajustar la horquilla correctamente.

Además de los ajustes de la curva de desplazamiento y compresión, el sistema hidráulico se puede personalizar.

En Acción

Hicimos la prueba en el bikepark de Järvsö, con diferentes bicicletas. A continuación, nos centraremos en la que hicimos con la Canyon Sender, que es con la que nos encontramos mejor y en la que invertimos más tiempo.

La Canyon Sender 27.5 es una bicicleta rígida, con una flexión mínima y una menor absorción de vibraciones que, por ejemplo, la Commençal Supreme 29, otra de las bicicletas que se encontraba entre las que utilizamos.

Obviamente, la Sender estaba equipada con un amortiguador TTX con carga de rebote, muy sensible y cómodo una vez que la dureza del muelle y el frenado de compresión se eligieron correctamente.

Comenzamos con las regulaciones sugeridas por Öhlins. La Canyon fue inicialmente genial, pero el técnico se dio cuenta de que había una falta de apoyo en la parte central y hacia el final del recorrido. También nos pareció que no se recuperó a tiempo. Después de hablar con el líder del equipo de MTB y el mecánico del equipo HJ Hansen, aumentamos la presión en 10 psi y agregamos 2 clicks de rebote y una compresión a altas velocidades.

La compresión a altas velocidades se puede ajustar a solo 4 clicks y las diferencias entre ellos se pueden ver bien. Mantuvimos un bajo frenado para un comportamiento lujoso. De hecho, probablemente solo los ciclistas más rápidos, como Loic Bruni, usarán más de 2 clicks. Por lo demás, las nuevas regulaciones ayudaron a mantener el frente dando más confianza en los tramos técnicos y en los aterrizajes.

Las barras de 38mm son un excelente compromiso entre rigidez y flexibilidad. En la Canyon 27.5, el puente compatible de 29 pulgadas no dio ningún problema, como la tendencia a la flexión. Las ruedas de 27.5″ no parecen estar fuera de lugar y la altura correcta se alcanza fácilmente con arandelas de dirección.

Es probable que aquellos que montan el TTX en sus bicicletas pronto comiencen a conocerlo y hacer malabarismos con los ajustes. Por otro lado, no se puede esperar que todos tengan la voluntad de profundizar en los problemas de la horquilla hidráulica y neumática.

Las regulaciones iniciales sugeridas por Öhlins serán más que adecuadas para la mayoría de los ciclistas, mientras que aquellos con la voluntad y la habilidad podrán ajustar la respuesta de la horquilla en detalle.

La TTX DH Race tiene todo lo que se necesita para convertirse en una horquilla exitosa pronto. Algunos se molestarán pensando en el coste de cambiar las barras, pero probablemente estos ciclistas no necesiten una horquilla desarrollada hasta este momento. La posibilidad de montar los cartuchos en una Boxxer o en una FOX 40 es ciertamente muy interesante: una operación que, a un precio razonable, permite que el rendimiento de un Öhlins se lleve en su propia horquilla.

Más información en ohlins.com