[Primera Impresión] Nueva Canyon Strive 29″

[Primera Impresión] Nueva Canyon Strive 29″

17/01/2019
Whatsapp
17/01/2019

La semana pasada estuvimos en Málaga, España durante la presentación oficial de la nueva Strive de Canyon, la bicicleta de mountain bike más exitosa e innovadora de la marca alemana de venta directa online, completamente rediseñada, disponible exclusivamente en ruedas de 29″ y con un mejorado Shapeshifter, un sistema que te permite variar la geometría de la bicicleta mientras pedaleas a través de un pulsador remoto.

Detalles

Material del cuadro: fibra de carbono
Formato de ruedas:  29″
Geometría variable:  sí
Recorrido delantero/trasero: 160/150mm (CF) – 170/150mm (CFR)
Buje trasero:  Boost 148×12mm
Buje delantero:  Boost 110×15mm
Transmisión: 1×12 / 1×11 (CF 7.0)
Anclaje para desviador delantero: no
Anclaje para portabotellín:  sí
Peso: desde 14kg (CFR 9.0 LTD) hasta 15.45kg (CF 5.0)

Geometría

La Strive combina un ángulo de dirección de 66° con un offset de horquilla corto (42mm con RockShox), que según Canyon “esta combinación hace que la bicicleta se mantenga suave en tramos rápidos, permitiendo al rider poner más peso en la rueda delantera para tener más control.” Además añaden que “con el sistema de suspensión de triple fase, originalmente diseñado para la Sender, se consigue un rendimiento óptimo en diferentes tipos de terreno.”

Shapeshifter 2.0

El nuevo Shapeshifter nace de una colaboración conjunta con FOX, y funciona mediante un resorte de gas actuado por un sistema hidráulico que te permite cambiar la geometría de la bicicleta en dos posiciones diferentes, DH o XC, a través de un ergonómico control remoto con dos pulsadores que se encuentran por debajo del manillar, con el pulsador de la tija telescópica integrado. Al pasar de una posición a otra, no solo se cambia la geometría, sino también la curva de compresión de las suspensiones y el recorrido trasero.

La posición normal del Shapeshifter en la Strive siempre es la de DH, y si se quiere pasar de una posición a otra, el rider debe activar el pulsador remoto XC (ver imagen superior) y tirar su peso ligeramente hacia delante para permitir que el resorte de gas se abra. Para volver a la posición de DH, se ha de apretar el pulsador remoto DH y el rider llevar su peso hacia atrás, o empujar hacia abajo como si quisiera hundir el amortiguador, de esa manera el Shapeshifter se cierra.

En el modo DH, el recorrido trasero se mantiene en 150mm, la posición del sillín y la altura del eje de pedalier se reducen, ofreciendo un centro de gravedad más bajo y un ángulo de dirección menos abierto, y la distancia entre ejes de rueda es más larga para ofrecer mayor estabilidad en descensos rápidos y secciones empinadas.

En el modo XC, el recorrido trasero se reduce a 135mm, y la suspensión trasera se vuelve más rígida sin la necesidad de ajustar el amortiguador. La posición del sillín es más alta y la altura del eje de pedalier aumenta, el ángulo de dirección pasa de 66° a 67.5°, y el del tubo de sillín de 73.5° a 75°.

La verdad es que Canyon ha mejorado el Shapeshifter de la nueva Strive notablemente, siendo 200 gramos más ligero que el anterior y con un funcionamiento suave y preciso. El rendimiento en subidas es similar a una bicicleta de Trail de menor recorrido, con la capacidad de afrontar bajadas como si de una bicicleta de mini-DH se tratara.

Montaje

El modelo que probamos fue el Strive CFR 9.0 Team, una réplica de la bicicleta que utilizan los riders del equipo Canyon de Enduro. El diseño del nuevo cuadro es visualmente limpio y elegante, y está fabricado completamente de fibra de carbono. Es 300 gramos más ligero que los CF debido al tipo de fibras utilizadas y su combinación entre sí, pero la rigidez es la misma.

Este look minimalista se consigue gracias a que el cableado es completamente interno, además de guiado, para que la bicicleta sea lo más silenciosa posible. El protector del tubo inferior es un panel de plástico duro que va anclado con dos tornillos, mientras que los protectores de la vaina trasera son de goma dura y van pegados. El cuadro te permite utilizar un botellín sin problemas.

El grupo de transmisión es un SRAM Eagle de 12 velocidades y viene montado con un guía e*thirteen con cubre plato integrado. Los 150mm de recorrido trasero se confían a un amortiguador RockShox Super Deluxe RCT con ajuste de rebote y 2 posiciones de ajuste de la compresión (Abierto/Cerrado), con opción de ajustar la compresión a baja velocidad cuando está en la posición Abierta. Las ruedas son unas Mavic Deemax Pro de 29″ con un ancho interno de 28mm montadas junto a unos neumáticos Maxxis Minion DHR II de 2.5″ de ancho.

En la parte delantera encontramos una horquilla RockShox Lyrik RC2 de 170mm de recorrido con ajuste independiente de la velocidad de compresión a altas y bajas velocidades, distancia del eje Boost y ajuste externo de rebote.

Tanto el manillar como la potencia son G5, la propia marca de componentes de Canyon. El manillar es de carbono, tiene un diámetro de 31.8mm y mide 780mm de ancho y 30mm de alto, mientras que la potencia hace 40mm de largo. Unas medidas que personalmente pienso que son las ideales para un montaje de serie en una bicicleta como esta. En la imagen inferior podemos ver el control remoto del Shapeshifter con el pulsador de la tija telescópica RockShox Reverb Stealth 1x integrado.

Si sumamos el cable extra, más el propio control remoto del Shapeshifter, más el pulsador de la tija telescópica, para alguien que se fija mucho en la sencillez visual del montaje de una bicicleta, la parte frontal de la Strive no es que sea la más limpia de todas, pero está claro que si uno quiere utilizar esta tecnología de última generación, debe aceptar llevar un manillar más “completo” y lleno de componentes extra.

Rendimiento

La nueva Strive me dio buenas sensaciones desde el primer momento en el que me subí a ella, solamente probándola por la calle antes de ir a la montaña. Mido alrededor de 1.80m de altura y noté que la talla L era perfecta para mí. Después de acostumbrarme al funcionamiento del nuevo Shapeshifter y ajustar bien las suspensiones, estaba listo para probarla por los secos y sueltos senderos de Málaga.

Para comprobar el rendimiento de la nueva Strive cuesta arriba, puse el Shapeshifter en modo XC y dejé el amortiguador abierto, ya que el terreno era desigual y no completamente liso. El inicio del recorrido era sensible a los pequeños golpes, proporcionando un buen agarre en todo momento, y en general, la posición de pedaleo es bastante buena. Realmente se nota la diferencia cuando uno pasa de pedalear en el modo DH a XC, siendo esta última ligeramente más cómoda.

A pesar de ser una bicicleta con ruedas de 29″, ya grande de por sí, me sorprendió lo manejable, ágil y precisa que es cuesta abajo, permitiéndome disfrutar sin importar el tipo de terreno. El sistema de suspensión es progresivo y funciona realmente bien, proporcionando una plataforma estable en tramos donde el rider debe apretar y bombear con los pedales para no perder velocidad, e incluso te permite tomar y salir de curvas cerradas con una buena aceleración. Las zonas técnicas de piedras y raíces las pasa sin problemas, absorbe muy bien los golpes y es cómoda de mover en el aire.

Conclusión

Canyon ha creado una bicicleta de Enduro moderna que está preparada para soportar los senderos más duros y técnicos de las EWS, pero también para un uso normal por los senderos locales de cada uno. La nueva Strive es ágil, cómoda y precisa, y ofrece confianza suficiente como para descender por cualquier lugar. Además, con la mejorada tecnología Shapeshifter, se convierte en una de las bicicletas de Enduro más versátiles del mercado actual.

Modelos y Precios

La nueva Strive está disponible en 6 modelos diferentes, empezando por el más sencillo de todos, el CF 5.0, y terminando por el más alto de la gama, el CFR 9.0 LTD. Todos los modelos utilizan cuadros de carbono, con la única diferencia de que los CF pesan aproximadamente 300 gramos más que los CFR debido al tipo de fibras y la manera en que se combinan, aunque la rigidez es la misma. El recorrido trasero de todos los modelos es de 150mm, pero el delantero varía, siendo de 160mm en los CF, y de 170mm en los CFR. Las tallas disponibles van desde la S hasta la XL, destinadas a riders que miden desde 1.58m a 2m de alto.

Strive CFR 9.0 LTD – 170mm/150mm – 6.999€ / 2.999€ opción solo cuadro

Strive CFR 9.0 Team – 170mm/150mm – 5.499€

Strive CF 8.0 – 160mm/150mm – 4.499€

Strive CF 7.0 – 160mm/150mm – 3.999€

Strive CF 6.0 – 160mm/150mm – 3.499€

Strive CF 5.0 – 160mm/150mm – 2.999€

Para saber más sobre la nueva Strive, visita canyon.com