[Primera Impresión] Rodilleras Alpinestars Fluid Tech Carbon

[Primera Impresión] Rodilleras Alpinestars Fluid Tech Carbon

19/11/2015
Whatsapp
19/11/2015

[ad3]

Hace una semana recibimos las nuevas rodilleras ortopédicas Alpinestars Fluid Tech Carbon. No son unas rodilleras para todo el mundo. Están hechas para aquellos riders que hayan tenido alguna lesión importante en las rodillas, como por ejemplo rotura del ligamento cruzado anterior, posterior o laterales, problemas en los meniscos o rótula, etc. Por ahora os dejaremos con las características básicas de esta rodillera, y el mes que viene publicaremos un artículo más extenso después de haberlas probado mejor.

Alpinestars tiene dos modelos de rodilleras ortopédicas: las Fluid Tech Carbon y las Fluid Pro X-Blend. Se parecen bastante pero aún así tienen un par de detalles que hace que una sea mejor que la otra. La mayor diferencia es que las Fluid Pro están construídas de fibra de vidrio mientras que las Fluid Tech son de carbono. Hasta ahora hemos estado montando con las Fluid Pro, así que tener la oportunidad de montar con las tope de gama es todo un lujo.

En el momento en que sacamos las Fluid Tech Carbon de la caja nos dejaron asombrados. Su diseño es bonito, se ve claramente que son superiores a las Fluid Pro, no solo por el hecho de que el carbono es mucho más duro y resistente que la fibra de vidrio, ofreciendo más protección a nuestra rodilla, sino por sus acabados y detalles.

Incorporan el sistema DEFT – Dynamic ErgoFit Tech, un diseño innovador que reduce el peso de toda la rodillera permitiendo tener una ergonomía, movilidad y flexibilidad mejores.

Los anclajes rojos de las correas encajan perfectamente. De momento, mejor que los de las Fluid Pro, ya que han habido veces que se nos han salido debido a la presión o movimientos de nuestra pierna – igual que el velcro de las correas, así que ya veremos como responden más adelante con el uso. Por otra parte, el sistema central de pivote del movimiento es el mismo. Se pueden regular los grados para prevenir la hiperextensión, y también la presión de las dos almohadillas laterales mediante unas arandelas de diferentes tamaños para una mejor sujeción de la rodilla. Nosotros tuvimos que hacer un par de ajustes en la almohadilla interna ya que nos apretaba demasiado en el menisco.

Durante las próximas semanas las probaremos montando en pumptrack y dirt-jump, dos modalidades donde las rodilleras, y más unas como estas, te permiten o evitan hacer según qué cosas encima de la bici, como trucos o movimientos específicos. Ahí podremos ver su comodidad, durabilidad y protección. De momento estamos bastante contentos con ellas, en el próximo artículo os contaremos todos los detalles y os daremos nuestra opinión final.

Para más información: alpinestars.com

Fotos por Héctor Saura.

[ad45]