[Prueba] Nueva Canyon Sender CFR

[Prueba] Nueva Canyon Sender CFR

Francesco Mazza, 11/08/2020
Whatsapp
Francesco Mazza, 11/08/2020

La fecha de inicio de la pospuesta temporada 2020 de la Copa del Mundo de DH finalmente está al caer, y Canyon ha aprovechado este tiempo para concluir el desarrollo de su nueva arma de DH que ya está en manos de los riders del Canyon Factory Racing y FMD Racing. Después de aproximadamente dos años de desarrollo liderado por el mismo ingeniero que creó el primer modelo Sender en 2016, haciendo uso de la interacción constante con los riders y mecánicos de la Copa del Mundo, hoy la marca de Koblenz presenta la nueva Sender CFR.

Canyon nos envió una para que la pudiéramos probar y profundizar tanto como fuera posible en los detalles y primeras impresiones de esta nueva máquina de carreras. Gracias a la hospitalidad del Hotel Alpino pude ponerla a prueba en los distintos senderos del bike park del Monte Alpet Bike Village, bien cuidados, divertidos y algunos de ellos suficientemente técnicos para una bicicleta de este nivel. La versión que Canyon eligió para nosotros es la superior de la gama, totalmente equipada con componentes RockShox y SRAM, aunque también está disponible con componentes FOX y Shimano.

Detalles

  • Material del cuadro: fibra de carbono
  • Diámetro de ruedas: 29/27.5″ (S – M) – 29″ (L – XL)
  • Geometría variable: sí
  • Recorrido delantero: 200mm
  • Recorrido trasero: 200mm
  • Medida amortiguador: 250×75mm
  • Offset de horquilla: 56mm
  • Transmisión: 1×7 (36t / 11-25)
  • Disponibilidad solo el cuadro: no
  • Peso: 15,65kg (Tubeless / sin pedales)

La nueva Sender CFR nace de la búsqueda del máximo rendimiento para deportistas del calibre de Troy Brosnan, y aunque siga una estética muy similar a la del modelo anterior, hay una infinidad de innovaciones, cambios y trucos que se han desarrollado directamente gracias a la experiencia adquirida en la Copa del Mundo. El nuevo cuadro es más ligero, más fiable, ofrece más rendimiento, tiene un nuevo sistema de suspensión y, finalmente, la característica que sin duda afecta más al carácter de la nueva Sender, utiliza el formato de rueda de 29 pulgadas para las tallas L y XL, y 29/27.5″ para las S y M. Exploremos los detalles.

La abreviatura CFR significa Canyon Factory Racing, subrayando el uso absolutamente previsto para las carreras. La construcción del cuadro está totalmente confiada al carbono, incluyendo todo el vagón y la bieleta principal del sistema de suspensión que en el modelo anterior eran de aluminio. La disposición de las fibras, los espesores, el tipo y las resinas se han seleccionado cuidadosamente para aumentar la robustez y disminuir el peso en más de 600 gramos en comparación con el cuadro del modelo anterior. Varios detalles también contribuyeron a esta reducción de peso, entre ellos, y en primer lugar, el nuevo anclaje del amortiguador en el tubo inferior en lugar de en el tubo superior.

De hecho, esta nueva posición del amortiguador ha permitido aumentar la resistencia al disminuir el peso, ya que el cuadro está sometido a menos tensión. Esta solución reduce aún más el centro de gravedad de la bicicleta para la ventaja del manejo general. Además de la posición del amortiguador, se ha rediseñado completamente el sistema cinemático, de nuevo basado en una articulación Horst, con un punto de pivote optimizado para reducir el retroceso del pedal en un 60% y con un nuevo sistema de bieletas que comprimen el amortiguador gracias al cual el Sender CFR logra una curva de compresión más progresiva, nuevamente basada en el conocido concepto Triple Phase de Canyon: sensibilidad inicial, soporte central y progresividad final.

Las bieletas giran sobre rodamientos de bolas sellados y siendo íntegramente de carbono, están equipados con asientos de aluminio roscados, atornillados y reemplazables en caso de que la rosca se dañe a raíz del frecuente desmontaje al que están sometidas las bicicletas en los paddocks de carreras.

El pasador superior del amortiguador también tiene un asiento roscado reemplazable. Éstos son más anchos para acomodar los nuevos espaciadores utilizados por RockShox y FOX que incluyen rodamientos de bolas. El área del tubo inferior debajo del amortiguador tiene una forma cóncava que crea un asiento específico para el amortiguador.

El ojal del amortiguador trasero está anclado directamente a la bieleta donde encontramos dos opciones de fijación, una marcada para 27,5″ y la otra para 29″. Según dónde se fija el amortiguador, las geometrías de la bicicleta se optimizan para un tamaño de rueda en lugar del otro. Cabe señalar que, aunque esta opción está presente en las bieletas de todos los tamaños, solo se puede utilizar en los tamaños L y XL. Estos dos tamaños, vendidos con ruedas delanteras y traseras de 29″, son los únicos en los que puedes elegir montar ruedas traseras de 27,5″. Las tallas S y M, en cambio, se venden con ruedas de 29″delante y 27,5″ detrás.

La Sender CFR también hereda del modelo anterior la posibilidad de ajustar la longitud del vagón trasero a través de flip-chips que se encuentran en el asiento del pasador de la rueda. Canyon ha optado, sin embargo, por una variación de 10mm en lugar de los 16mm disponibles en la Sender anterior, para ofrecer un rango más contenido y, por lo tanto, más utilizable en ambas posiciones. Probé ambas posiciones y, aunque generalmente prefiero vagones relativamente largos para equilibrar las geometrías modernas con una parte delantera muy larga, para usar principalmente en bike parks, creo que la posición corta es más aprovechable, mientras que la larga es preferible en pistas de DH muy rápidas y rotas.

A través de dos pares de flip-chips grandes en el tubo de dirección, también es posible ajustar el alcance. Reemplazando los flip-chips estándar por los suministrados, es posible obtener una altura de 8mm más alta o más baja, según la dirección de montaje. Una opción muy útil para ajustar la bicicleta a tu propio tamaño cuando estés entre dos tallas, o para tener una posición de conducción diferente en función de los circuitos que tengas que afrontar. Personalmente encontré el alcance en la posición estándar adecuado para mi altura de 175cm que, según las tallas recomendadas por Canyon, se colocaría al principio de la talla M, por lo tanto idealmente con un alcance de -8mm.

El amortiguador es un RockShox Super Deluxe Ultimate métrico que viene de serie con dos espaciadores de volumen en el interior. Honestamente, era bastante escéptico sobre el rendimiento de este amortiguador, especialmente en una bicicleta de DH, pero tuve que cambiar de opinión muy pronto. Durante toda la prueba, demostró ser sensible y confiable, funcionando incluso en descensos largos, donde no se recalentó excesivamente y mantuvo el rendimiento relativamente inalterado. No agregué ningún espaciador de volumen porque me gustó su comportamiento a lo largo de toda la curva de compresión.

La horquilla es una excelente RockShox BoXXer Ultimate, sensible, sostenida y fluida durante todo el recorrido, pero sobre todo sencilla e intuitiva de ajustar. No encontré ningún Token en el interior y el comportamiento básicamente lineal debido a las generosas dimensiones del cartucho de aire DebonAir me llevó a insertar gradualmente hasta tres, para así obtener la curva de compresión que más me agrada, equilibrada con la progresividad de la suspensión trasera. Canyon ha especificado que de serie insertarán un Token dentro de la horquilla, además de añadir algunos adicionales más en el paquete.

La transmisión está hecha con una mezcla de componentes entre los dos grupos SRAM dedicados al descenso, por lo que encontramos juego de bielas, desviador trasero y pulsador X01 DH, combinado con cadena GX para 11 velocidades y casete GX DH. El juego de bielas está montado con un plato de 36 dientes, mientras que el casete GX DH de 7 velocidades no encaja en el cuerpo XD sino en el clásico HG Shimano y, de hecho, tiene una escala de 11 a 25 dientes. El guiacadenas e*thirteen LG1 completa la transmisión. Componentes precisos y fiables, sobre los que nunca tuve que intervenir para ningún ajuste, salvo para fijar una protección adhesiva en una de las bielas que se estaba despegando.

Unos frenos SRAM Code RSC se encargan de frenar la nueva Sender. Son los frenos de SRAM dedicados a las disciplinas de Gravity que, a diferencia de los G2 de Enduro y Guide de Trail, son decididamente más adecuados para abusos del DH, pero no impecables, dado que todavía sufren desvanecimiento en descensos largos y desafiantes, pero ciertamente son poderosos y fundamentalmente confiables. Solucioné un problema con un pistón lento de la pinza trasera después del primer día, y a partir de entonces ya no noté nada raro durante el resto del período de prueba. Ambas pinzas actúan sobre discos de 200mm de diámetro.

Una elección agresiva que personalmente aprecio mucho por lo que se refiere a los neumáticos, con un par de Maxxis Minion DHR II de 2.40″ de ancho, obviamente con carcasa de doble capa y compuesto 3C MaxxGrip. El DHR en la parte delantera, en comparación con el DHF, proporciona un alto agarre de frenado sin cambiar su excelente rendimiento en las curvas. Están montados sobre ruedas DT Swiss sólidas con llantas FR560 resistentes y bujes DT240. Como todas las bicicletas Canyon, viene de serie con cámaras pero con preparación Tubeless, así que opté por esta última sin dudarlo.

La cabina es completamente producida por Canyon con sus componentes G5 destinados al segmento de Gravity. El manillar es de fibra de carbono, con 800mm de ancho, 20mm de alto y ángulos bien calibrados y discretamente agresivos. La potencia es, obviamente, de montaje directo, de aluminio y 45mm de longitud, masiva pero discreta y minimalista. Los puños tienen una sola arandela de apriete, con una textura en relieve que ofrece mucho agarre cuando se usa con guantes pero que, para riders como yo, que no usan guantes, son bastante ásperos y pueden volverse hasta molestos después de un largo día montando.

La tija de sillín de aluminio de 30,9mm de diámetro también forma parte de la gama G5 de Canyon y es compatible con un sillín SMD20, una evolución del ya excelente SMD2 específico de descenso, que confirma la colaboración histórica entre Canyon y Ergon.

El paso de los cables es interno y está totalmente guiado para facilitar las operaciones de mantenimiento y excluir ruidos molestos. En cada uno de los dos lados de la pipa de dirección, Canyon ha colocado una protección de goma fijada al cuadro mediante un tornillo Allen que actúa como parachoques para evitar que la horquilla de doble pletina impacte en el cuadro.

De dimensiones decididamente impresionantes, aunque bien integrado en el diseño, hasta el punto de pasar casi desapercibido en general, el guardabarros de dos piezas protege completamente el cuadro de la suciedad o barro que pueda levantar la rueda trasera. Una parte se eleva por encima del vagón, y la otra está colocada en la parte inferior de la misma bieleta del amortiguador. El plástico con el que está fabricado es rígido para darle estructura pero a la vez muy flexible para permitir que se deforme en caso de caída, sin romperse y sin herir al rider. Lo doblé por la mitad y volvió a su lugar sin mostrar ninguna marca.

La parte final del tubo inferior, cerca del pedalier, está cubierta por una carcasa de plástico duro atornillada al cuadro que no solo protege una zona muy expuesta del cuadro sino que al mismo tiempo esconde el fulcro de la bieleta inferior que comprime el amortiguador para facilitar el acceso para el mantenimiento.

La vaina inferior del vagón está eficazmente protegida tanto en la parte superior como en la inferior por un resistente protector de cadena de caucho duro, con una forma que reduce el ruido de la cadena. La parte interior de la vaina superior, cerca del casete, también está equipada con un segmento de protección de goma.

Geometría

La geometría de la Sender CFR no ha cambiado mucho respecto a las del modelo anterior. Se ha revisado, corregido y adaptado al nuevo formato de rueda y en general a las características del DH moderno, manteniendo diferentes dimensiones iguales o similares a la Sender anterior.

En acción

Cuando Canyon nos ofreció la nueva Sender para que la probáramos, no nos dio ninguna otra información sobre ella, así que hasta que abrí la caja no tenía ni idea de lo que iba a encontrar dentro, aparte de que sería una bicicleta de DH con ruedas de 29″. Imagínate el asombro cuando me di cuenta de que la rueda trasera era de 27,5″… ¡una mullet! Sinceramente, no soy un gran fanático de las combinaciones de ruedas mixtas, y lo primero que pensé fue que hubiera preferido una 29/29″. Con este pensamiento en mi cabeza y al mismo tiempo fascinado por los cuidados detalles de esta nueva máquina de DH, monté la Sender CFR y ajusté cada detalle, listo para el primer día de riding en bike park.

Después de medio día montando y ajustando la suspensión y los distintos componentes, empecé a dejarme llevar, mejorando la conducción y la confianza en cada descenso. Parece una contradicción pero la Sender CFR, a pesar de ser una bicicleta de DH pura, nacida de y para las carreras de la Copa del Mundo, es de una facilidad e intuición impresionantes. El manejo es excelente en general, incluso en los tramos más rotos y lentos, pero es en los tramos más rápidos, incluso mejor si son empinados, donde la nueva Sender brilla por sus habilidades de competición, ofreciendo reactividad y precisión de conducción combinada con una estabilidad increíble, gracias a la geometría pero también al excelente equilibrio de pesos y suspensiones.

A ello también contribuye la rigidez del vagón trasero, que no se exaspera, deliberadamente, para acomodarse a la conducción, mientras que el triángulo delantero es claramente rígido y transmite solidez. El sistema de suspensión se apoya en la parte central del recorrido para que puedas conducir estando siempre lo suficientemente alto en él, con el amortiguador listo para recibir los siguientes golpes, mientras que en la curva no se hunde y facilita la velocidad de salida. Los cambios de dirección en las curvas encadenadas son muy fluidos y premian el trabajo realizado para bajar el centro de gravedad. La posición de conducción es central y dominante y te permite conducir la bici con facilidad y precisión sin la necesidad de exasperar el cambio de peso y los movimientos corporales.

Por las mismas razones también está extremadamente equilibrada en el aire, tanto en saltos, donde requiere una buena velocidad para compensar una ligera falta de reactividad de la suspensión trasera (que imagino que no ocurre en absoluto a velocidades de Troy Brosnan), como en descensos, donde permanece estable, lista para absorber el aterrizaje sin hacer tope ni hundirse excesivamente mientras mantiene la velocidad en el aterrizaje. Incluso para cambiar rápidamente de trayectoria o evitar obstáculos, puedes levantar las ruedas del suelo moviendo fácilmente la bicicleta en el aire como desee, con absoluta confianza.

Por lo tanto, la elección de la configuración mullet para tamaños pequeños tiene sentido al haber mantenido la bicicleta lo suficientemente corta y manejable, a pesar de una importante distancia entre ejes que garantiza la estabilidad incluso en velocidades altas y empinadas. Aunque la configuración mullet es absolutamente eficaz, no niego que aún me hubiera gustado poder elegir el formato de la rueda trasera o al menos poder comparar el tamaño M con 29″, también gracias a la posibilidad de variar el alcance, con el fin de evaluar las diferencias reales.

Conclusión

Canyon ha sabido capitalizar la experiencia en la Copa del Mundo para mejorar una bicicleta ya vencedora como la Sender, interviniendo con conocimiento de los hechos y previsión de numerosos detalles, tanto prioritarios como secundarios. El resultado es una bicicleta de DH absolutamente moderna, que funciona para las carreras, a las que está destinada, pero al mismo tiempo es divertida y utilizable también en el bike park, especialmente para aquellos que prefieren pistas rápidas y empinadas.

Modelos y Precios

La nueva Sender está disponible en dos versiones y dos colores diferentes: la CFR con componentes RockShox y SRAM, y la FMD con componentes Fox y Shimano. Ambos montajes comparten el cuadro CFR que Canyon ha decidido no vender por separado. La versión actual de la Sender de aluminio permanecerá sin cambios y no seguirá los cambios «orientados a las carreras» realizados en la nueva Sender.

La nueva Canyon Sender CFR está disponible a partir de hoy en canyon.com