[Prueba] Nueva Trek Slash 9.9 XO1 2021

[Prueba] Nueva Trek Slash 9.9 XO1 2021

Ian Collins, 03/09/2020
Whatsapp
Ian Collins, 03/09/2020

Ha pasado un tiempo desde la última vez que Trek actualizó la Slash, más de cuatro años para ser precisos. Desde entonces, ha habido grandes cambios de tendencia entre las bicicletas de Enduro, principalmente relacionados con la geometría, y no es de extrañar que la nueva Slash haya experimentado cambios importantes al respecto, pero también otra serie de actualizaciones como el compartimento de almacenamiento en el tubo inferior, un nuevo amortiguador trasero, 10mm más de recorrido y otras innovaciones. Durante las últimas semanas he pasado mucho tiempo montando en Silver Mountain, Idaho con la nueva Slash, acumulando duros descensos con desniveles de 1.200m, el campo de pruebas perfecto.

Detalles

  • Tamaño de ruedas: 29″
  • Recorrido: 170mm delante / 160mm detrás
  • Eje pasante delantero y trasero Boost
  • Amortiguador Metric Trunnion
  • Sistema de suspensión ABP (Active Braking Pivot)
  • Geometría ajustable con el flip chip Mino-Link
  • Patilla de cambio SRAM Universal
  • Cableado interno guiado
  • Knock Block 2.0 con mayor ángulo de giro
  • Compartimento de almacenamiento interno en el cuadro
  • Tubo inferior completamente protegido
  • Peso: 14,5kg (Tubeless, sin pedales)
  • Precio: 8.499€

Empezando por la suspensión, al frente vemos la nueva RockShox Zeb con 170mm de recorrido y 44mm de offset. Con unas barras de 38mm, la horquilla se siente casi tan rígida como una BoXXer. El cartucho Charger 2.1 tiene un ajuste externo para la compresión de alta y baja velocidad y un solo ajuste de rebote. En cuanto al amortiguador, un Super Deluxe Ultimate especialmente desarrollado por RockShox para Trek. La tecnología Re:Aktiv ha desaparecido, pero la Thru-Shaft permanece, con un tanque de control de temperatura aumentado en comparación con la versión anterior. El nuevo sistema hidráulico tiene un dial con ajuste de compresión de tres posiciones. Este no es el clásico ajuste de modo abierto/trail/cerrado, sino tres ajustes diferentes para la compresión de baja velocidad que también involucran el rebote y, por lo tanto, ayudan a mitigar el balanceo de la suspensión.

En el sentido de las agujas del reloj, empezando por la esquina izquierda: El KnockBlock 2.0 ahora presenta un radio de giro aumentado de 14º, pasando de 58º a 72º. Al igual que en la nueva Fuel EX, Trek ha incluido en la Slash, tanto en los cuadros de carbono como en los de aluminio, el compartimento de almacenamiento interno en el tubo inferior a través de una trampilla debajo del portabidón. La nueva Slash sigue estando equipada con el Mino-link, un flip chip que ofrece una variación de 0,5º en el ángulo de dirección y +/- 7mm en la altura del eje de pedalier. Finalmente, Trek ha adoptado la multiherramienta insertada en el tubo de dirección de la horquilla. En comparación con la SWAT CC de Specialized en la que se inspira, ofrece una mayor variedad de herramientas y una mejor herramienta para la cadena, pero no es fácil de instalar y quitar.

El grupo SRAM X01 Eagle de 12 velocidades es bien conocido, aunque ahora tiene un rango ampliado gracias al aumento del piñón más grande del casete, pasando de 50T a 52T. El plato de 30T ha sido diseñado para subidas exigentes, y viene protegido por un guiacadena MRP. La elección de bielas de 175mm es inusual: en una bicicleta tan agresiva hubiéramos esperado y hubiéramos preferido bielas más cortas de 170mm.

Los puños de serie Bontrager los cambié por unos Sensus Meaty Paws. El manillar de carbono Bontrager Line Pro tiene un diámetro de 35mm, una altura de 27.5mm y una anchura de 820mm, la cual corté a 800mm gracias a las marcas de guíaLa potencia Bontrager Line Pro encaja bien con el sistema Knock Block, pero se sintió un poco pequeña, así que reemplacé la que viene de serie de 35mm por una de 45mm de largo y me sentí más cómodo.

La última versión de la tija telescópica de Bontrager ha superado las expectativas. Su acción es suave y rígida gracias a su diámetro sobredimensionado de 34.9mm. En cuanto a la palanca, al principio me pareció extraño que estuviera colocada tan cerca del manillar, pero al final le cogí el truco y me di cuenta de que se puede sujetar mejor el puño mientras estás montando. El sillín Arvada tiene una buena forma y el acolchado adecuado, pero no se siente particularmente resistente.

As one of the more high end models, we were happy to see Bontrager’s Line Elite 30 wheels spec’d on this model of the Slash. The 29mm inner diameter carbon fiber rims have seen an updated profile that is a bit shallower to help take the edge off and give them a smoother ride quality without compromising stiffness. Thicker walls provide better impact resistance while the 108 point engagement provides plenty fast power transfer. As far as tires go, the SE5 / SE4 combination are decent tires, but I don’t feel they are up to the task that the bike is clearly capable of on the whole. The bulk of my testing was spent with Schwalbes with thicker casings and a burlier tread pattern. Speaking of tread pattern, it’s been some years since we’ve seen anything new from Bontrager and in my opinion, they are past due.

Fue un placer encontrar las ruedas Line Elite 30 de Bontrager instaladas en este modelo de Slash. Las llantas de fibra de carbono de 29mm de ancho interno tienen un perfil actualizado, un poco más bajo, para una conducción más cómoda sin comprometer la rigidez. Las paredes más gruesas ofrecen una mejor resistencia al impacto, mientras que el acoplamiento de 108 puntos del buje trasero proporciona una transferencia de potencia muy rápida. En cuanto a los neumáticos, la combinación SE5/SE4 es bastante buena, pero no creo que estén a la altura de lo que la bicicleta es capaz de hacer. Han pasado algunos años desde que Bontrager los lanzó y, en mi opinión, están desactualizados, por eso los cambié por unos Schwalbe.

Por último, pero no menos importante, los frenos SRAM Code RSC tienen el trabajo de ralentizar la bicicleta. Estos son mis frenos favoritos. La combinación de disco delantero de 200mm y trasero de 180mm se montan directamente sin adaptadores. Aquellos que monten a menudo en terrenos empinados y/o descensos largos pueden necesitar un disco trasero de 200mm, pero la versión original debería ser adecuada para la mayoría de riders.

Geometría

La gama de tallas se amplía de cuatro a cinco. La longitud de las vainas no ha cambiado mucho, pero el ángulo de dirección se ha reducido en 1° completo y el eje de pedalier se ha reducido unos pocos milímetros. El ángulo del sillín, tanto el virtual como el real, son 2° grados más pronunciados para mejorar la posición en subidas. Finalmente, los porcentajes de alcance se han incrementado en unos 25-30mm dependiendo de la talla. En última instancia, la nueva Slash se ha actualizado con números más agresivos pero no revolucionarios.

Ajuste

El sag lo ajusté al 20% para la horquilla y al 30% para el amortiguador. La curva de compresión y su progresión eran excelentes, así que a parte de tocar un poco el dial de la compresión y el rebote, no sentí la necesidad de insertar o quitar espaciadores de volumen en ningún momento. Sin embargo, esta nueva versión del RockShox Super Deluxe con Thru-Shaft también permite ajustar el volumen negativo de la cámara con un espaciador, afectando a su dureza o suavidad. El tanque de este amortiguador tiene un volumen de cámara negativo que se encuentra entre el estándar Super Deluxe y el MegNeg, según RockShox. También ofrece otras características interesantes que indican que los podremos encontrar en los próximos productos de RockShox, como el dial de rebote numerado.

En cuanto al manillar, hubiera preferido una potencia más largo que me permitiera levantar el vástago otros 10 mm, Me encontré bien con la tija de sillín de 175mm para el tamaño L, aunque me hubiera gustado poder subir el manillar. Trek envia la bici con 2 espaciadores de 10mm para la dirección, integrales para el Knock Block, aunque un tercero hubiera estado bien.

En Acción

Normalmente empiezo a probar una nueva bicicleta subiendo por los senderos, pero ahora vivo a solo 40 minutos del bikepark de Silver Mountain, así que pude hacer muchos descensos en poco tiempo. Los recorridos más altos se caracterizan por piedras afiladas, tanto fijas como sueltas, mientras que los más bajos entran en el bosque y tienen raíces, surcos y baches de frenado, pero en general no son muy empinados, por eso una bicicleta como la Slash era perfecta.

Era la primera vez que usaba una Zeb y me impresionó. El cartucho Charger 2.1 hace que parezca familiarmente similar a una Lyrik o Pike. El cartucho de aire funciona a presiones más bajas (60 psi para mí en comparación con 90 psi) y esto mejora la sensibilidad, mientras que la estructura rígida me impresionó por la precisión de conducción. En cambio, tengo que admitir que nunca he sido fanático de los amortiguadores hidráulicos Re:Aktiv, así que me alegro de que ya no estén, ya que comprometían el rendimiento cuesta abajo para proporcionar estabilidad en la subida. Pero ese no es el caso del nuevo amortiguador, el cual me convenció totalmente, y en parte gracias al sistema de suspensión ABP, que considero que es uno de los proyectos más brillantes del mercado y en el que los ingenieros de Trek han hecho un gran trabajo para mejorarlo aún más.

En los modelos Trek anteriores que usaban Re:Aktiv, a menudo me preguntaba si montando un amortiguador de muelle podía mejorar la absorción, mientras que en la nueva Slash nunca sentí la necesidad, incluso en los descensos de 1.200m. El manejo fue excelente, obteniendo mucho agarre y control, con la curva de compresión correcta y una buena variedad de ajustes, tanto en el lado hidráulico como en el neumático. 

En cuanto al dial de ajuste de compresión azul, durante las bajadas en el bikepark lo dejé en la posición más abierta de las 3 para conseguir todo el agarre necesario. Aunque la diferencia entre las 3 posiciones no es tan extrema como la de los clásicos modos «Open/Trail/Lock», preferí usar el dial de la misma manera, completamente abierto en descensos largos, cerrado en subidas largas (date cuenta de que tiene un bloqueo completo a través de la palanca negra de dos posiciones), y en el medio en senderos mixtos. Me gustó la posición de la palanca de 45° en el cuerpo del amortiguador, de fácil acceso durante la conducción, más aún para los zurdos.

En cuanto a la geometría, usé la posición alta con más frecuencia debido a las bielas de 175mm de largo. No tengo nada que criticar por esta configuración, pero si no hubiera sido por los bielas, con mucho gusto habría aprovechado la opción baja. En general, la nueva Slash ha avanzado mucho hacia la geometría moderna. La parte delantera está equilibrada con la parte trasera y la bicicleta es fácil de manejar en curvas cerradas sin sacrificar la estabilidad. El ángulo de dirección es correcto, ágil y animado en la posición alta, mientras que en la posición baja es menos sensible al empujar a velocidades más altas pero pierde un poco en las subidas, como es de esperar.

Si tuviera que quejarme de algo, sería del ángulo de sillín, que aunque Trek lo ha verticalizado 2°, podría haberlo empujado más hacia los 77º para obtener un mejor posición de conducción en subidas largas, a pesar de que estés encima de una bicicleta básicamente hecha para bajar.

En términos de manejo general, no puedo pensar en un solo detalle negativo. Esto se debe a la geometría y la suspensión, pero también a la construcción del cuadro, que es rígido pero no extremadamente. A pesar de ser una bicicleta de largo recorrido, la Slash combina las cualidades de estabilidad y confianza con un comportamiento receptivo y vivaz que te permite mantener la trayectoria y cambiarla rápidamente cuando lo desees. El peso de 14,5kg es bastante ligero si se tiene en cuenta el tipo de bicicleta que es (casi 1kg depende del guiacadena completo), así que felicitaciones a los jefes de producto.

En cuanto al montaje, creo que Trek hizo un excelente trabajo al elegir los componentes. La horquilla Zeb es excepcional, y ya se conocen las buenas cualidades de la transmisión Eagle y los frenos Code. Aparte de los puños, que sustituí por unos míos, el conjunto de manillar y potencia Bontrager deja poco de que quejarse. También me gustó la nueva tija del sillín, que era más suave y rígida gracias a los 34.9mm de diámetro. Las ruedas resultaron ser tan buenas como la versión Pro más cara y no sufrieron ningún daño, ni siquiera en los impactos tan fuertes que recibieron y que me hicieron detenerme para comprobar los daños, sin encontrar ni uno. Sin embargo, como ya mencioné anteriormente, los ciclistas más agresivos probablemente querrán reemplazar los neumáticos por algunos más robustos.

Con respecto a las diversas características de la marca Trek, puedo decir que me he convertido en un fanático del Knock Block más que antes gracias al mayor radio de giro que no molesta en absoluto durante la conducción. Hace algún tiempo, en una bicicleta sin Knock Block, tuve una mala caída donde el manillar ser giro por completo y se rompió el cable del freno, la larga caminata a casa me dio tiempo para reflexionar sobre la utilidad real del Knock Block. En cuanto al compartimento interno de almacenamiento del tubo inferior es sin duda brillante y dificulta volver a otros sistemas de almacenamiento de objetos colgados o atados al cuadro.

Conclusión

Aparte de algunos detalles mejorables como las bielas largas, los neumáticos delicados y el ángulo del sillín que podría ser más vertical, la Slash es una máquina realmente impresionante. Cada aspecto se ha mejorado con respecto al modelo anterior. Se comporta bien en días largos sobre el sillín con grandes subidas, pero es cuando las cosas se ponen realmente difíciles cuando más brilla. Devora impactos de todos los tamaños a cualquier velocidad de una manera absolutamente impecable, lista para los siguientes, aprovechando todo el recorrido en impactos importantes pero sin sentir nunca el impacto de fondo. Fue sobretodo el rendimiento de la suspensión y su manejo lo que más me impresionó. Si a eso se le agregan algunas funciones inteligentes como el compartimento de almacenamiento interno, el Knock Block y otros pequeños detalles, tienes ante ti una bicicleta ganadora.

8.499€ es sin duda mucho dinero para una bici, pero se ha de tener en cuenta de que es un montaje de gama alta y que ésta en particular está muy bien montada. De todos modos, hay otros modelos de la nueva Slash disponibles a partir de 3.069€, con un cuadro de aluminio que tiene todas las características del de carbono.

Modelos y Precios

Slash 7: 3.069€
Slash 8: 3.599€
Slash 9.7: 4.599€
Slash 9.8 GX: 5.999€
Slash 9.8 XT: 5.999€
Slash 9.8 GX Project One: 6.599€
Slash 9.8 XT Project One: 6.599€
Slash 9.9 X01: 8.499€
Slash 9.9 XTR: 8.499€
Slash 9.9 X01 Project One: 9.099€
Slash 9.9 XTR Project One: 9.099€
Cuadro Slash AL: 2.599€
Cuadro Slash C: 3.999€

www.trekbikes.com