[Prueba] Santa Cruz Bronson 2022

[Prueba] Santa Cruz Bronson 2022

Ian Collins, 11/11/2021

Hace tiempo que esperaba la llegada de una bicicleta de Trail diseñada en formato de ruedas mixtas (29″ delante/27.5″ detrás) y finalmente llegó la nueva Santa Cruz Bronson. Una bicicleta en la que he pasado algún tiempo durante los últimos meses, que sirve como una bicicleta todoterreno para excursiones de un día y bajadas por el bikepark. Dejando a un lado el discurso de las Mullet, hay una gran cantidad de otras actualizaciones muy interesantes, tanto que Santa Cruz está tomando una dirección diferente en algunos aspectos.

Haga clic en CC para subtítulos en español.

Detalles

  • Formato de ruedas Mullet: 29″ delante / 27.5″ detrás
  • Geometría ajustable mediante flip chip
  • Recorrido: 160mm delante / 150mm detrás
  • Sistema de suspensión VPP
  • Paso de cables interno y guiado
  • Tallas: XS, S, M, L (en prueba), XL
  • Longitud de las vainas variable según la talla
  • Peso: 14kg sin pedales
  • Compatible con amortiguador de aire o muelle
  • Garantía de por vida
  • Precio: a partir de 4.899€ (la de prueba cuesta 8.999€)

Para el sistema de suspensión, las cosas pueden no parecer tan diferentes ya que la Bronson usa el VPP con amortiguador la bieleta inferior, que es el diseño principal de la gama actual de Santa Cruz, pero adopta una relación de sag más baja para el amortiguador y menos retroceso del pedal. Además, la suspensión trasera parece aguantar mejor la velocidad en los baches.

Si bien hay transmisiones más baratas disponibles en otros niveles de montaje, en la bicicleta bajo prueba encontramos una transmisión mixta SRAM compuesta por componentes XO1 y GX AXS. El impecable cambio electrónico en un casete de 10-50T que ofrece un rango de 500% y bielas rígidas de fibra de carbono dejan poco de qué quejarse.

La horquilla FOX 36 con 4 ajustes proporcionó una amplia gama de ajustes en más de 160 mm de recorrido con un manejo fantástico y un rendimiento constante en descensos largos.

Santa Cruz optó por una potencia Burgtec de 42,5 mm, una longitud poco convencional. Hubiera preferido ver una potencia de 50 mm en esta bicicleta, también debido al alcance de 472 mm, que es bastante corto en relación con el tamaño.

Santa Cruz, obviamente, optó por sus ruedas Reserve 30 Carbon. Las ruedas son rígidas, casi demasiado rígidas y están cubiertas por una garantía de por vida.

Las Reserve giran sobre bujes Industry Nine 1/1 que tienen un enganche rápido y son completamente reconstruibles a mano. Los he usado a menudo y no tengo nada más que cosas positivas que decir sobre ellos.

Un flip chip en las bieletas del amortiguador permite un ajuste de la altura del pedalier de +/- 3 mm y un ajuste del ángulo de dirección de 0,2º. Hubiera preferido más diferencia entre estas configuraciones, pero las encontré muy útiles.

Los Code RSC de SRAM dejan poco de qué quejarse. El punto de contacto y la distancia de la palanca se pueden ajustar sin herramientas, mientras que los rotores de 200/180 mm proporcionan la potencia adecuada.

Como con mi altura, a menudo no me llevo bien con la altura insuficiente del manillar de las bicicletas de serie, me emocionó ver un manillar de 35 mm de altura en el Bronson. El manillar de carbono Santa Cruz tiene los ángulos rectos y un ancho de 800 mm. Es un gran producto, mejor que la mayoría de los manillares del mercado que existen.

Hablando de altura, agradezco a Santa Cruz por dejar 30 mm de espaciadores en el tubo de dirección de la horquilla. Como se mencionó anteriormente, odio ver bicicletas de prueba con una parte delantera baja y no hay razón para cortar el tubo de dirección demasiado corto y dejar a los compradores con problemas.

Hay una protección muy consistente en el tubo inferior. Algo sobre el gran tamaño y la forma del tubo descendente me hace pensar que Santa Cruz quiere incluir un compartimento de almacenamiento en esta bicicleta en el futuro.

En la vaina trasera, la protección bien hecha reduce eficazmente el ruido.

Una pequeña cubierta de plástico protege el amortiguador de impactos que pueda ocasionar la rueda trasera.

Como tija telescópica encontramos una RockShox Reverb estándar (no electrónica) con 175 mm de recorrido.

El frente está muy cuidado gracias al enrutamiento de cables interno y totalmente guiado, muy silencioso.

Como se trata de una «bicicleta divertida», Santa Cruz también incluye un resistente protector de tubo descendente para el lado que se apoya en un pickup al hacer remontes.

Generalmente odio los puños de serie, pero no puedo quejarme de estos propios de Santa Cruz. Son súper adherentes, cómodos y tienen el grosor justo.

Geometría

Una mirada al gráfico a continuación revelará algunas actualizaciones de geometría pequeñas pero válidas con respecto a la última versión de la Bronson, que tenía ruedas delanteras y traseras de 27.5″. Todo lo que sigue depende del tamaño.

El ángulo de dirección es más abierto en aproximadamente 0,5º, mientras que el ángulo del sillín es más vertical en casi 2º. El alcance aumenta en aproximadamente 15 mm de longitud y la altura del pedalier aumenta en aproximadamente 2 mm. Finalmente, la longitud de las vainas, que varía según el tamaño, aumenta unos 7 mm; una sabia elección que compensa la diferente estabilidad causada por los diferentes tamaños de rueda, ya que es mejor que las bicicletas Mullet no tienten al destino con vainas súper cortas.

También felicitaciones a Santa Cruz por adoptar longitudes específicas de vainas traseras. Mantener el equilibrio de la geometría en todos los tamaños tiene un coste (léase: producir 5 moldes de vainas, en lugar de solo uno), pero en mi opinión, vale la pena.

En Acción

La Bronson llegó perfectamente empaquetada y ensamblada, por lo que tuve que hacer muy poco en cuanto a la configuración. Simplemente configuré el sag delantero al 20% y 30% el trasero y no sentí la necesidad de cambiar nada más que agregar un espaciador de volumen a la horquilla. La puse a prueba entre bajadas en bike park y largos paseos por la montaña, gratamente sorprendido de lo adecuado que era en ambas áreas. El ángulo vertical del sillín ofrece un excelente posicionamiento para escalar y hace que sea muy fácil mover el peso hacia adelante, por lo que no tuve problemas en las secciones más empinadas. Tenía algunas dudas sobre el equilibrio de la bici debido a la configuración Mullet pero Santa Cruz consiguió un buen equilibrio con las geometrías. Para ser exigentes, podrían haber llevado el alcance un poco más hacia los 480 mm en comparación con los 472 mm en la posición baja.

¿Cómo se tradujo todo esto en los senderos? En resumen, encontré un gran equilibrio entre los aspectos típicamente asociados con la diversión y los asociados con la confianza y la estabilidad. Esta es una bicicleta súper fácil de levantar y hacer manuals y le encanta saltar, pero al mismo tiempo es muy estable en terrenos accidentados, en pendientes pronunciadas y a gran velocidad. Desde hace algún tiempo, hemos estado viendo bicicletas que caen en una categoría u otra y la mayoría de las bicicletas intermedias son más un compromiso, mientras que la Bronson es el tipo de bicicleta que no te lleva a tener que elegir entre algo como la Evil Calling o la 5010 o entre una Trek Slash o una Megatower. Es la bici todoterreno por definición.

Las mayores mejoras de la Bronson residen en el sistema de suspensión y creo que vale la pena señalarlo, particularmente en comparación con las afirmaciones que hice en el párrafo anterior. Sabiendo que las ruedas de 29″ son más rápidas que las de 27,5″ debido a su menor resistencia a la rodadura, esperaba experimentar más retroalimentación de la parte trasera debido a las ruedas mixtas. Pensé que le faltaría velocidad y confianza en comparación con las bicicletas de 29″ en la misma categoría, mientras que no es así, y creo que gran parte de eso se debe al sistema de suspensión VPP enormemente mejorado. Primero, Santa Cruz redujo el índice de sag a un promedio de 2.5:1. Hay muchos beneficios que a menudo se pasan por alto en la relación entre el recorrido de la rueda y el recorrido del amortiguador.

Otra característica significativamente mejorada es que la Bronson tiene menos retroceso del pedal y a mitad de recorrido, lo que me pareció bastante molesto en la Megatower actual. La capacidad de la Bronson para mantener la velocidad en terrenos accidentados es notable, especialmente dado que no funciona con un amortiguador exactamente revolucionario, sino con un modelo bastante rudimentario y ahora bastante anticuado. Si te tomas el tiempo para obtener un buen ajuste del amortiguador, no es tan esencial ajustar un amortiguador de gama alta con un millón de ajustes: felicitaciones a Kiran MacKinnon, desarrollador del departamento de suspensión de Santa Cruz, por su trabajo en la Bronson. Sin embargo, la suspensión es muy efectiva en los descensos pero hay que decir que hay un poco de balanceo en la subida, por lo que es mejor activar el bloqueo en subidas largas.

Como esta configuración está cerca de la parte superior de la gama, obviamente estaba satisfecho con la mayoría de los componentes. No entraré en demasiados detalles sobre los componentes, pero hay que decir que la Bronson se puede comprar por poco más de 4.500€, lo que no es una gran cantidad hoy en día. Con eso en mente, me gustaría darle crédito a Santa Cruz por el manillar y los puños. Puede parecer trivial, pero muchas marcas de bicicletas reducen costes con componentes de bajo coste que no aprecio, pero no en este caso y estaría feliz de colocar estas piezas en mi bicicleta personal. En cambio, el único componente con el que no me llevé bien es el sillín WTB Volt. Utilizo el WTB Silverado en una de mis bicicletas personales y estoy satisfecho con él, pero para mí el Volt resultó ser un verdadero desastre. Todo lo demás, frenos, transmisión, ruedas y tija telescópica, son componentes acertados para el tipo de uso al que está enfocada esta bici.

Conclusión

Encontré que la Bronson es una gran candidata al título de tener una bicicleta única y versátil. No hay muchas bicicletas, excepto la Bronson, que felizmente usaría como una bicicleta única. Adecuada para la difícil tarea de satisfacer tanto a los que quieren divertirse en el bikepark como a los que se enfrentan a terrenos accidentados. Sobre el papel puede ser menos competitiva en cuanto a precio pero hay que considerar que Santa Cruz garantiza el cuadro y las ruedas de por vida. Además, gracias a su programa No Missed Rides, Santa Cruz mantiene un stock increíblemente completo de repuestos y rodamientos para sus bicicletas y los tiene disponibles en su almacén para su envío. Un valor añadido más allá del simple precio y el valor de los componentes. Dicho todo esto, soy un gran fan de la nueva Bronson y realmente me gustaría no devolverla.

www.santacruzbicycles.com