Specialized Kenevo SL: El Principio Del Fin De Las Bicis De Enduro Tradicionales

Specialized Kenevo SL: El Principio Del Fin De Las Bicis De Enduro Tradicionales

Ian Collins, 13/05/2021

Hoy Specialized presenta la versión electrificada de la Enduro, la Kenevo SL. Tiene el mismo recorrido delantero y trasero de 170mm, el mismo sistema de suspensión y la misma geometría muy agresiva. Lo que diferencia al modelo clásico del eléctrico son los 4kg de más que da el motor, la batería y el cuadro en general. Una vez montados en el sillín y apuntando la bici cuesta abajo, las similitudes son sorprendentes, de ahí el título de este artículo, deliberadamente provocativo.

Hace una semanas tuve la suerte de probarla en Port Angeles, un lugar de referencia en el DH de competición en Estados Unidos. Los ingenieros de Specialized han conseguido meter un motor con una potencia de 240Wh que ya pudimos ver en la Levo SL y hacer que la balanza se pare en los 18kg. Sin duda alguna es sorprendente teniendo en cuenta el aspecto visual del cuadro y sin olvidarnos de que es una bici de 29″ 170mm de recorrido. Además comparte algunas características de la Stumpjumper EVO como el ángulo de dirección ajustable y el flip chip para cambiar la geometría que se encuentra en el pivote Horst.

Detalles

  • Material del cuadro: carbono
  • Recorrido: 170mm delante y detrás
  • Tamaño de ruedas: 29″
  • Geometría y ángulo de dirección ajustable
  • Potencia del motor: 240Wh
  • Batería interna: 320Wh
  • Par: 35Nm
  • Tiempo de carga: ~2 horas y 35 minutos
  • Hasta 4 horas y media de uso
  • Opción de batería de rango extendido de 160Wh para obtener hasta 7 horas de uso
  • Tallaje S-sizing: S2, S3, S4(probado), S5
  • Espacio de ejes Boost
  • Amortiguador Metric
  • Patilla de cambio universal SRAM
  • Precio: $15,000 (modelo probado)
  • Peso: 18,14kg (en nuestra balanza, en talla S4, sin pedales y tubeless)

Empezando con las suspensiones, la Kenevo SL adopta el sistema de 6 barras que se ve en la nueva Enduro. Si bien el recorrido es el mismo, la suspensión es un poco diferente. Tiene una tasa ligeramente más lineal, aunque sigue siendo bastante progresiva según la mayoría de los estándares. El excelente amortiguador Float X2 de Fox viene equipado de serie con un ajuste personalizado.

No es de extrañar ver una Fox 38 Factory en la parte delantera de una bicicleta así de corpulenta. El recorrido de 170mm y la amortiguación ajustable en cuatro posiciones la convierten en una opción formidable. A diferencia de la Levo SL, Specialized tomó la sabia decisión de no intentar ahorrar peso en los frenos y optó por los SRAM Code RSC con un disco delantero de 220mm y uno trasero de 200mm, que brindan potencia más que suficiente, incluso en los terrenos más empinados.

Arriba está uno de los detalles más destacados de la Stumpjumper EVO que ha sido adoptado por la Kenevo SL: unos separadores de dirección ajustables. Puedes elegir entre neutral, que se muestra arriba, o la opción +/- 1º. El cambio solo requiere quitar la potencia y la tapa superior, no toda la horquilla. Luego, sale la copa superior del separador o se puede girar con la mano. Bastante ingenioso.

Otro detalles de la Stumpy EVO es que el flip chip para el ajuste de la geometría ahora está en el pivote Horst, a diferencia del soporte del amortiguador. Es un poco más fácil de operar y también significa que el amortiguador no necesita ningún hardware especial. El ajuste brinda 6mm de ajuste de altura de pedalier y medio grado de ajuste del ángulo de dirección/sillín.

El protector del tubo diagonal inferior es bastante grande. Se puede quitar a mano y en realidad hay un puerto de almacenamiento de tamaño decente con suficiente espacio como para colocar una cámara de aire. Llámalo caja SWAT no oficial.

Specialized fue pionero en utilizar un protector de goma con topes elevados para reducir el ruido de los golpes de la cadena, por lo que no debería sorprendernos verlo también en esta bicicleta. La protección en todas partes es bastante amplia en general.

Tener la pantalla elegantemente integrada directamente en el tubo superior es realmente agradable y no esperábamos menos viniendo de Specialized. La mayor parte de la información clave está disponible aquí, pero para un control más detallado de cada salida, puedes utilizar la app Specialized Mission Control para ajustar varias configuraciones. El cambio de modo se actúa por un simple botón minimalista con el gráfico de +/- posicionado junto al puño (vease arriba a la derecha) que también tiene un botón de modo de caminar.

Para este montaje, el cambio no podía ser otro que el SRAM Eagle AXS 10-52T de 12 velocidades, el cual ofrece cambios impecables mientras que las bielas Praxis de fibra de carbono mantienen las cosas en marcha. Las ruedas de carbono Roval Traverse son ligeras y bastante resistentes. Están envueltas en neumáticos Butcher en el combo T9/T7. Personalmente, cambiaría a un T9 más suave en la parte trasera, pero en aras de la durabilidad, puedo ver por qué Specialized optó por el T7.

El magnífico cuadro de la Kenevo está rematado con tornillos de titanio en algunos lugares clave para ayudar a bajar el peso a su marca sorprendentemente razonable de 18kg.

Geometría

On the trail

Después de una rápida puesta a punto, me subí a la bici sintiéndome muy cómodo en muy poco tiempo, recorriendo algunos de los mejores senderos que he recorrido en mi vida. Como estoy acostumbrado a números de alcance un poco más cortos, fue necesario un ajuste inicial, pero aprecié el alcance bastante largo de 489mm y la estabilidad que lo acompañaba. La mayoría de los otros números, como el centro traseras y el ángulo de dirección, me resultaban familiares por las bicicletas más agresivas que utilizo día a día. Un aspecto que separó claramente a la Kenevo SL de todas las demás bicicletas que he montado fue lo silencioso que es. Dejando a un lado el ruido del motor, es posiblemente la bicicleta más silenciosa que he probado hasta la fecha, lo cual fue un sueño hecho realidad. Simplemente no hay golpes de cadena contra el cuadro, ni ruidos ni traqueteos de ningún otro tipo. El ruido del motor en sí es un poco raro, pero no está mal y es más tenue que el de una bicicleta eléctrica de potencia completa normal.

En lo que respecta a los componentes, estamos hablando de una bicicleta insignia con algunos de los mejores productos que el dinero puede comprar. La transmisión AXS de SRAM y los frenos Code con discos de gran tamaño no dejan nada de qué quejarse. Las suspensiones FOX 2021 son tan buenas como es posible, y Specialized ha hecho un gran trabajo con todo, desde las ruedas Roval de fibra de carbono hasta los neumáticos e incluso hasta la cabina frontal Deity. Entonces, durante la mayor parte de este artículo, discutiré la calidad de conducción en lo que respecta al cuadro, las suspensiones, el motor y la geometría, en lugar de criticar las especificaciones…

En cuanto a las suspensiones, las configuré aproximadamente de la misma manera que lo hice con la Enduro que probé hace un tiempo. La Kenevo SL ofrece los mismos 170mm de recorrido delantero y trasero, pero el amortiguador trasero recibe un golpe en su recorrido, lo que ayuda a reducir su relación de apalancamiento (algo bueno). Specialized también ha aplanado ligeramente la progresión para trabajar mejor con el Fox Float X2 2021 muy mejorado, un amortiguador que ha aumentado el soporte y un parachoques de fondo más robusto en comparación con su predecesor de 2020. Personalmente, encontré que la suspensión es una de las mejores que he montado, tanto desde el punto de vista de la cinemática como desde el punto de vista de la afinación/amortiguación. Si bien esta bicicleta, como la Enduro, seguiría siendo una gran candidata para un amortiguador de muelle, nunca me encontré contemplando uno, incluso en las condiciones más demacradas de los senderos. La suspensión es simplemente divina: absorbe y mantiene una velocidad constante. Un aspecto que conduce a una mayor estabilidad y, por tanto, a la confianza, es el peso añadido del motor y la batería. En terrenos maltratados y secciones de alta velocidad por igual, una bicicleta de 18kg será más segura que una bicicleta de 14kg, sin duda, incluso si no es tan ágil a velocidades más bajas.

En general, encontré que la geometría es bastante precisa en relación con el lugar donde aterriza la bicicleta, dado su recorrido. El alcance y el centro trasero son perfectos tanto en sus posiciones alta como baja. Con eso en mente, esta es una bicicleta grande y se necesita una buena cantidad de velocidad y potencia para que realmente «cobre vida». No es un juguete pequeño y animado a bajas velocidades, pero es un cohete una vez que alcanza velocidad bajo una conducción agresiva. La estabilidad es insuperable: tiene un seguimiento de terreno de nivel de bici de DH y eso no es una exageración. De todos modos, siempre hago grandes elogios por las bicicletas con mucha capacidad de ajuste y esta no es una excepción. Tener una posición alta/empinada y baja/floja independientemente de sus 3 ajustes adicionales de dirección en total deja espacio para un montón de opciones. Sin embargo, creo que el pedalier es un pelo bajo, incluso en la posición alta. Dada la naturaleza de las bicicletas eléctricas, en las que se puede utilizar la potencia del motor para realizar subidas técnicas difíciles, un poco de espacio adicional no sería algo malo. No me pareció un gran fallo, pero no creo que pudiera usar la posición baja en absoluto. Quizás si ambas posiciones fueran unos milímetros más altas, entonces más ciclistas podrían aprovechar las dos posiciones diferentes con más frecuencia…

En lo que respecta al motor, la Kenevo SL es lo que podría llamar una bicicleta eléctrica de servicio medio. No es una bicicleta de alta potencia con una batería enorme y mucho par de potencia. Más bien, te da un poco de impulso en tus salidas, pero no transformará completamente la forma en que montas en la misma medida que lo haría una bicicleta eléctrica de potencia completa. Para que te hagas una idea: el modo Turbo de la Kenevo SL está aproximadamente a la par con el modo Eco de mi Trek Rail. Me gusta mucho la opción «microtune», que te permite alternar entre incrementos de potencia del 10%, a diferencia de los tres modos Eco/Trail/Turbo preestablecidos. Ahora deseo mucho que mi bicicleta eléctrica personal tenga esa característica. El microtune hace que sea un poco más fácil pedalear en una salida en grupo sin tener que preocuparse constantemente por cómo está marcado el ritmo de otros ciclistas en bicicletas de montaña normales. El punto es que es muy fácil ajustar cada salida. Con eso en mente, la app Mission Control te brinda un gran control sobre los 3 modos estándar diferentes. Un par de datos muy útiles disponibles en la pantalla incluyen el seguimiento de elevación y los datos de salida de potencia del ciclista.

Si bien este artículo no es de ninguna manera una revisión completa y exhaustiva, he pasado algunos días bastante importantes en la Kenevo SL, tanto en el campamento de prensa en Port Angeles como en casa en el norte de Idaho, que me han ayudado a obtener un indicador de la vida de la batería. En su mayor parte, a menos que me embarcara en una gran salida, elegí renunciar al extensor de rango de batería y, en su lugar, usé ese precioso espacio en la jaula del botellín para el agua. Si optas por el extensor de rango de batería, puedes guardar un paquete de hidratación en el compartimento SWAT. De todos modos, con eso en mente, aquellos que están destinados a grandes y largos días montando probablemente estarán muy felices de tenerlo como opción. Básicamente, podría emprender un día de 5-8 horas de conducción abordando casi cualquier tipo de terreno que se le presente.

Precios

  • Cuadro Kenevo SL: $8,500 USD
  • Kenevo SL Expert: $11,000 USD
  • Kenevo SL S-Works: $15,000 USD

Conclusión

Si aún no lo has comprendido, creo que es una bicicleta profundamente impresionante en casi todas las formas imaginables, pero la pregunta es ¿para quién es esta bicicleta? La Kenevo SL aterriza audazmente en un lugar único en el mercado porque, paradójicamente, se ubica en el extremo inferior del espectro de potencia y en el extremo más alto posible del espectro de funciones y capacidades. Personalmente, vería esto como un reemplazo de una bicicleta tradicional, en lugar de un complemento de una. Es una bicicleta monstruosa, por lo que te dará una gran ventaja en terrenos rotos y desafiantes, y el aumento de potencia te ayudará naturalmente a pasar más tiempo sobre el sillín. A lo que me refiero es a las limitaciones naturales de la fuerza con la uno puede empujar una bicicleta tradicional de 29″ y 170mm de recorrido delante y detrás impulsada por tus propias piernas.

La adición de un motor significa que puedes montar por terrenos más accidentado con la bicicleta adecuada sin cansarte tan fácilmente o tan pronto, y pasar más tiempo descendiendo. Eso es lo que hace que esta bicicleta sea verdaderamente única en su categoría. Con todo eso en mente, lo único con lo que hay que lidiar es el precio: $15,000 (modelo S-Works que probé). Para decirlo a la ligera es una píldora difícil de tragar. El modelo Expert viene bien montada a un precio más manejable, pero tampoco es exactamente asequible. Sin embargo, una cosa es segura, Specialized merece todos los elogios por ir más allá con la experimentación audaz de esta nueva categoría, ya que esfuerzos como este se filtran y, finalmente, hacen que la experiencia de la bicicleta de montaña para todos los usuarios en todos los niveles de precio sea más agradable, ya sea con motor o no.

Fotos de acción: Paris Gore

www.specialized.com