[Test] Cannondale Jekyll 2

[Test] Cannondale Jekyll 2

25/01/2018
Whatsapp
25/01/2018

Hemos de admitir que nunca hemos sido muy fan de Cannondale. Siempre han hecho cosas raras en los diseños de sus bicicletas, y mejoras técnicas que para nosotros no tenían mucho sentido. Pero casi dos décadas después, admitimos que nuestros pensamientos han cambiado dramáticamente.

La nueva Jekyll ha sido mejorada y adaptada para todos los públicos sin ofrecer cosas raras. Jeremiah Boobar, ex-ingeniero de RockShox ha diseñado y trabajado junto a Jerome Clementz para crear y dar vida a la nueva máquina de Enduro de la casa americana. Si hay algo extraño, o poco convencional en la nueva Jekyll, es la opción «Hustle & Flow» – diseñada para senderos suaves y actuada por una palanca en el manillar que limita el recorrido del amortiguador trasero de 165mm a 130mm.

Veamos más sobre el modelo medio de la gama Jekyll.

Especificaciones

  • Cuadro de fibra de carbono y vainas traseras de aluminio
  • Recorrido delantero: 170mm
  • Recorrido trasero: 165mm
  • Boost delantero y trasero
  • Amortiguador Métrico (230x60mm)
  • ISCG-05
  • Eje de pedalier PressFit30
  • Tallas: S, M, L, XL
  • Precio: $5,999.99 USD

Todos los cables son internos, entrando por la pipa de dirección y saliendo por el tubo inferior cercano al eje de pedalier. Fueron silenciosos durante la prueba. La bieleta del amortiguador es completamente de carbono, igual que el protector del tubo inferior.

La transmisión es SRAM Eagle X0 con bielas de carbono Truvativ Descendant. La bicicleta vino con un plato de 30T que enseguida cambiamos por uno de 34T. Hay espacio suficiente en el tubo del sillín como para albergar un botellín de medida estándar, siendo un lugar accesible y protegido de la suciedad.

El modo Hustle & Flow funciona a través de un amortiguador FOX Gemini, que al activarlo lo que se está haciendo es cerrar una de las dos válvulas de aire para limitar el recorrido del amortiguador.

La horquilla es una FOX 36 Performance Elite, idéntica a la FOX 36 Factory, pero sin tener el color de las barras Kashima. Tiene 170mm de recorrido y 3 opciones de ajuste, además de rebote y compresión.

El sillín es un Fabric, con un diseño limpio y buena curvatura. Las ruedas tienen un ancho interno de 29mm y son FSA Frequency i29 emparejadas con unos bujes SRAM 900. Los frenos SRAM Guide RS vienen con unos discos Avid Centerline de 200mm/180mm. Tanto la horquilla como el cuadro dejan mucho espacio para albergar los neumáticos Maxxis Minion DHF 2.5″ delantero y Minion DHR II 2.4″ trasero.

El manillar es un Cannondale de fibra de carbono, mide 780mm de ancho y viene junto a una potencia de 35mm de largo. Ambos componentes tienen un diámetros de 31.8mm. Los puños que venían de serie no nos gustaron así que los cambiamos por unos  Sensus Lites.

Todas las Jekyll de talla M a XL vienen con una tija Race Face Turbine de 150mm con palanca estilo 1X. Mientras que las Jekyll de talla S vienen con una tija de 125mm. La palanca Gemini del amortiguador se instala junto a la palanca de la tija, más o menos bien, aunque creemos que en términos de diseño y ergonomía se podría mejorar.

En caso de que necesites revisar las especificaciones de la Jekyll, están escritas en la parte trasera del tubo del sillín.

Geometría

Cannondale ha optado por adentrarse en la moda de bicicletas largas, bajas y pronunciadas. Sus vainas traseras de 420mm son las más cortas sobre las que hemos estado. El ángulo de dirección es de 65º, una medida bastante estándar para la categoría de bicicletas de Enduro de largo recorrido. Una medida que es menos común son los 75º del ángulo del sillín, que hacen que la posición de pedaleo sea muy cómoda.

Primeras Impresiones

Lo único que vimos la necesidad de cambiarle al montaje de serie fueron los puños y el plato. En general, es un buen montaje. Después de nuestra primera salida, añadimos un reductor de volumen en la horquilla y amortiguador.

En Acción

Empecemos comentado el funcionamiento en los ascensos. Como ya hemos comentado anteriormente, los 75º del tubo del sillín proporcionan una muy buena posición de pedaleo, permitiéndote poner todo tu peso en la parte frontal.

Las cortas vainas traseras también ayudaron a incrementar la tracción en las secciones pronunciadas. Con tantos ajustes del amortiguador trasero a nuestro alcance, al final terminamos utilizándolos de la siguiente manera: en caminos llanos lo bloqueábamos al completo, mientras que en senderos normales con subidas y bajadas, activábamos el modo de corto recorrido y manteníamos el amortiguador abierto.

A nosotros nos gustan las bicicletas con vainas traseras cortas, largas y con potencias cortas. Lo que es interesante de la Jekyll es que alguno podría pensar que los números van demasiado lejos, pero en realidad no. Si eres un corredor que monta por senderos desconocidos quizás te interese tener unas vainas traseras más largas, pero piensa que esta bicicleta ha sido diseñada por Jerome Clementz, el primer campeón mundial de las EWS. A la mayoría de riders seguro que les gustará esta combinación de geometría que utiliza la Jekyll. En general la bicicleta es muy divertida en tramos estrechos y en el aire, así que también es una buena opción para aquellos que les guste montar en el bike park.

La curva de progresión de la Jekyll es buena. Sensible en la primera parte del recorrido, y resistente a los topes al final. Tuvimos la opción de probarla con un amortiguador de muelle, y la verdad que ofreció un rendimiento excelente. Hoy en día, una bicicleta que pueda utilizar sin problemas un amortiguador de aire y muelle es algo genial. En términos de durabilidad, no tuvimos ningún problema con el amortiguador o la bieleta, simplemente repasamos los tornillos.

La transmisión Eagle X0 fue excelente, como ya sabíamos. Los frenos Guide RS ofrecieron todo el poder de frenada necesario para una bicicleta de estas características. El problema está en que sus ajustes son limitados, y a veces pueden coger juego en las palancas. La tija telescópica Race Face Turbine funcionó muy bien, la palanca 1X tiene una ergonomía y acción muy suave. El resto de componentes también funcionaron correctamente.

Las ruedas FSA/SRAM funcionaron bien. Son una combinación bastante normal para una bicicleta de gama media. Uno no puede esperar tener unas ruedas de carbono por $6,000, a menos que compres una bicicleta de marca directa. Aún así, son difíciles de encontrar. Los neumáticos Maxxis son todo un clásico y combinados con las llantas de 29mm internos fueron excelentes. El ancho de los neumáticos de 2.5″ es el máximo que aconsejamos para una bicicleta con la que se ha de pedalear. Y por último tenemos la horquilla Fox 36 Performance Elite. El bloqueo es un bloqueo total real y los ajustes que ofrece son excelentes. No importa que no tenga el recubrimiento Kashima ya que realmente estamos seguros que no hay ninguna diferencia, al menos la mayoría de nosotros no lo sabría distinguir.

Conclusión

La Jekyll es una bicicleta de Enduro muy versátil, pudiendo pasar de 165mm de recorrido trasero a 130mm según el sendero por el que uno pedalee. Su maniobrabilidad y suspensión son excelentes, y gracias a las cortas vainas traseras se toman las curvas con mucha precisión. El valor de esta bicicleta es bueno, aunque $6,000 no es barato, pensamos que la Jekyll 2 viene bien montada y además se le añade el valor de la marca. Al final, lo que realmente importa es el cuadro, y a nosotros personalmente nos encantó. Cannondale ha hecho un muy buen trabajo con la nueva Jekyll.

www.cannondale.com