MTB-MAG.COM - Mountain Bike Online Magazine | [Test] Casco Fox Head Flux

[Test] Casco Fox Head Flux

[Test] Casco Fox Head Flux

17/09/2018
Whatsapp
17/09/2018

El nuevo Fox Head Flux se presentó en Febrero de 2018, y al mismo tiempo recibimos uno de prueba. Desde ese momento ha sido casi el único casco que el probador ha utilizado en sus salidas en bicicleta de montaña, así que podemos ofrecerte una prueba de durabilidad.

Características

  • El sistema de densidad doble EPS Varizorb, ya utilizado por FOX en los cascos Metah y Proframe, se hace aún más seguro gracias a una jaula ahogada en la misma carcasa de EPS en la parte trasera.

  • El sistema MIPS (Multi-directional Impact Protection System), opcional, garantiza la protección del cerebro al limitar las consecuencias de las fuerzas de rotación debido a los posibles impactos.

  • 14 grandes puertos de entrada y salida de aire.

  • El sistema de retención, regulable por rodillo, envuelve la cabeza 300 grados.
  • El cierre está confiado al sistema magnético FidLock, ya utilizado por FOX en los cascos Metah y Proframe.

  • La visiera es regulable y removible.
  • Certificado EU/EN
  • Peso en talla 55-59 (S/M):  416 gramos
  • Precios: Flux MIPS: €145 / Flux: €95 / Precios online.

En Acción

Cuando nos pusimos el Flux en la cabeza por primera vez, notamos inmediatamente su comodidad: no hay puntos que presionen molestamente en la cabeza, lo que se confirmó incluso durante las salidas largas durante varias horas. El relleno está ubicado en los lugares correctos pero, sobre todo, la forma de este casco es muy adecuada para la de nuestro cráneo. Además de esto, el sistema de retención envolvente distribuye la presión de manera uniforme y se puede ajustar fácilmente incluso pedaleando gracias a la generosa rueda trasera, que puede operarse con un distintivo microclick, incluso con guantes.

Aunque no tiene un peso pluma, no tuvimos problemas para usarlo durante mucho tiempo, excepto durante los calurosos días de verano, ya que la ventilación no es la mejor. En particular, en el frente nos encontramos sudando profundamente. Como sabemos que muchos “exprimen” el casco (como nosotros), vale la pena mencionar que el sudor tiende a caer de forma indiscriminada en toda la cara, por lo que es necesario sacarse las gafas para evitar que las lentes se mojen.

Una nota muy positiva proviene de las espumas: después de 8 meses de uso asiduo sin haberse lavado nunca e innumerable sudor, no apestan. No se secan rápidamente, pero esto no es nada nuevo porque aún no hemos encontrado un casco con esta función.

Brillante cierre magnético Fidlock, rápido y a prueba de bombas. Cuando se usa un casco con el cierre clásico, parece retroceder en el tiempo. La visera es muy flexible, y es fácil de deformar, por ejemplo, cuando el casco se transporta en una maleta, con la consecuencia de que aparecerá torcida y será difícil enderezarlo. Incluso los dos tornillos que lo sujetan al casco no son los más resistentes, de hecho hay que apretarlos con la suficiente frecuencia (con los dedos o una moneda) para que el visor esté en la posición deseada, y no en la inferior. No utilizamos máscaras con cascos abiertos, pero para los amantes del género no debería haber ningún problema en colocarlas en el casco cuando levantes el visor por completo.

No pudimos encontrar un lugar para colocar las gafas clásicas, poniéndolas en los listones de las aberturas delanteras, se caían, por lo tanto, nos resignamos a mantenerlas a flote y las pusimos en la mochila cuando la llevábamos.

En cuanto a la protección real, no podemos decir mucho ya que, afortunadamente, no tuvimos que hacer este tipo de prueba personal. Las certificaciones son las clásicas y, más allá de eso, el MIPS agrega un poco de seguridad (y también se ha vuelto menos invasivo que las primeras versiones). La estructura del Flux es masiva, y su cobertura de las paredes occipitales es bastante generosa, como se puede ver en la imagen de arriba (haga clic para agrandar). El hecho de que el visor sea tan flexible, por un lado, lo hace propenso a deformarse, y por otro, evita que se rompa en caso de una caída. Por la misma razón, Fox se dio por vencido en colocar un acople para una cámara de video, ya que es una parte muy rígida que se puede comprimir entre el suelo y la caja del cráneo.

Conclusión

En un casco bien pensado en los detalles y muy cómodo que recomendamos para el uso Trail, incluyendo largas salidas alpinas. La estructura masiva infunde seguridad, aunque no tenga la mejor ventilación.

FOX Racing

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of