MTB-MAG.COM - Mountain Bike Online Magazine | [Test] Deity Components: Manillar CZ38, Potencia Cavity 35 + Pedales Compound

[Test] Deity Components: Manillar CZ38, Potencia Cavity 35 + Pedales Compound

[Test] Deity Components: Manillar CZ38, Potencia Cavity 35 + Pedales Compound

30/11/2015
Whatsapp
30/11/2015

[ad3]

Hace casi 2 meses, Deity nos envió el manillar CZ38, la potencia Cavity 35 y los pedales Compound. Nuestra primera impresión fue muy buena. Después de haber montado durante todo este tiempo por campillos de California y Barcelona, ha llegado la hora de hablar sobre estos tres componentes de la marca americana.

El manillar CZ38 Special es el pro-model de Cameron Zink. Está construído en aluminio 7075 T73 y sus medidas son las siguientes: 760mm de ancho, 38mm de altura, 9.5 grados backsweep y 4.5 grados upsweep. El diámetro de la potencia es de 31.8mm. Su peso es de 310 gramos y su precio de venta al público es de 84.95€.

La potencia Cavity 35 ha sido uno de los últimos componentes que Deity ha lanzado al mercado. Hasta hace unos meses solo estaba disponible la Cavity 50. La diferencia entre ambas está en los milímetros que hacen de largo. Una 35mm y otra 50mm. Todo lo demás es igual. Está mecanizada en aluminio 6061 T6, sus bordes han sido redondeados y se han hecho múltiples procesos tanto internos como externos para reducir su peso hasta llegar a 150 gramos. Cuesta 88.95€.

Los pedales Compound son de fibra de nylon. Son los típicos pedales de “plástico” que fabrican un montón de marcas. Lo sabemos. Deity tiene pedales mejores, como por ejemplo los nuevos T-MAC o Bladerunner. La cosa es que esos dos modelos los encontrábamos demasiado grandes, su plataforma era demasiado para nuestro gusto, así que escogimos los Compound. Ya sabíamos más o menos cómo iban a funcionar, ya que llevamos montando con pedales parecidos muchos años. Los Deity utilizan unos cojinetes micro sellados, su perfil es súper fino y pesan 339 gramos. Además ofrecen el mismo agarre que unos pedales de aluminio. Su precio es de 48.95€.

Una vez conocidas las características más importantes de cada uno de los componentes Deity, pasemos a descubrir cómo respondieron en el campillo.

Este manillar es el mejor que hemos probado hasta hoy. Y el más bonito. De verdad. Antes de montar el Deity CZ38 en nuestra bicicleta, llevábamos un Spank Spoon. Desde el primer momento en el que lo probamos por la calle recíen montado, levantando la rueda delantera y golpeándola contra el suelo con fuerza para comprobar su rigidez, sentimos que este manillar prometía. Se nota que está bien acabado y construído. Es rígido como una piedra y eso es una muy buena señal para un manillar donde el uso que se le va a dar es Dirt Jump. Si lo pensamos bien, ha sido diseñado con la ayuda de Cam Zink, y si él lo lleva, será por algo.

Hay dos posiciones de colocar las manos en el manillar: in-grip u off-grip, hacia dentro o hacia fuera. Dependiendo de como cada uno monte y las coloque, se ven cuántos milímetros de manillar son realmente necesarios. Nosotros tendemos a montar in-grip, con las manos hacia dentro. Antes solíamos colocarlas al revés, todo lo posible hacia fuera, incluso el dedo meñique sobresalía del manillar. Ahora nos hemos acostumbrado a la otra manera. Nos va mejor. Dijimos que recortaríamos los 760mm que tiene el manillar a unos 740 o 750mm, pero la verdad es que por una cosa u otra, no lo hemos hecho. Fuimos montando y nos acostumbramos así. La verdad es que si haces algún no-hands, toboggan, o cualquier truco que requiera sacar una o dos manos, esos milímetros extra que no usas van bien para ayudar a colocar las manos en su posición inicial.

En cuanto a los grados que tiene de backsweep (9.5º) y upsweep (4.5º), pensamos que son bastante cómodos. Los números han sido bien calculados. Posicionándolo correctamente junto con la potencia, es un manillar muy confortable y que te da mucha seguridad, incluso si picas o te pasas alguna recepción. Hemos tenido un par de caídas donde la bici ha salido disparada por los aires, y al manillar no le ha pasado nada. Como podéis ver en la fotografía superior, esa picada fue lo máximo que le pasó. Ni se dobló, ni se rompió. Ha aguantado todo lo que le hemos hechado.

La nueva potencia de 35mm de Deity es increíble. Antes de que la sacaran al mercado, siempre nos habíamos preguntado por qué no tenían una con estas medidas. Deseábamos que la fabricaran, y lo hicieron. La de 50mm debe ir igual de bien, pero a nosotros nos gustan que sean cortas. Además de que la parte frontal de la bicicleta mejora estéticamente, personalmente pensamos que te ofrece una manejabilidad mejor.

Respecto a la anterior potencia que llevábamos, una Spank Spike, la Cavity es indudablemente mucho más robusta y rígida. Y no por eso significa que sea más pesada, pero cuando la atornillamos al manillar y al tubo de dirección de la horquilla, se queda en su sitio, y cuando ha recibido golpes, no le ha pasado nada. Nunca ha hecho ruídos extraños.

Su diseño está muy conseguido. Todos los bordes y esquinas de la potencia han sido redondeados para evitar lesiones o que la ropa se te enganche en ella en caso de caída. Eso hace que en general sea una potencia bonita, con buenos acabados y segura.

Los pedales a pesar de ser de fibra de nylon y no de aluminio, han respondido correctamente. Como hemos mencionado anteriormente, podríamos haber escogido otro modelo superior al Compound, pero estos van más que bien para montar en Dirt. Tampoco pedimos más. Son finos, ligeros y agarran lo suficiente sin que se te quede la zapatilla enganchada cuando quieres hacer trucos o necesitas recolocar el pie entre salto y salto. Las medidas de la plataforma son perfectas para nosotros.

Si os fijáis bien en la fotografía inferior, veréis que los pedales te vienen con una gomita en el eje para evitar que giren. En el pedal derecho se ha gastado bastante pero en el izquierdo sigue como el primer día. Esto ha sido debido a la colocación de nuestro pie derecho. Como lo colocamos hacia dentro, el roce de la suela de la bamba lo ha ido desgastando hasta el punto de romperse y no hacer la función que ha de hacer.

Aunque hayamos tenido ese problema con la goma externa del eje, Deity utiliza rodamientos y cojinetes de doble micro sellamiento, por lo tanto, el pedal funciona y rueda sin problemas. Los pins intercambiables se han mantenido en su lugar sin romperse ni gastarse y los laterales del pedal también han aguantado bien. En general, son unos pedales que cumplen con todos los requisitos que esperábamos.

Conclusión final

Sin lugar a dudas Deity hace componentes de alta calidad. El manillar CZ38 Special y la potencia Cavity 35 son de lo mejor que hemos probado hasta ahora. Y en cuanto a los pedales Compound, son bastante mejores que los que fabrican otras marcas con características similares. Si estás buscando manillares, potencias o pedales para tu bicicleta, o incluso otros componentes, si te los puedes permitir – ya que no son baratos – mírate los Deity, no te defraudarán.

Test, texto y fotos de producto: Héctor Saura
Fotos de acción: Alex Domingo

[ad45]

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of