[Test] Nueva Transition Sentinel

[Test] Nueva Transition Sentinel

Ian Collins, 28/04/2020
Whatsapp
Ian Collins, 28/04/2020

Hace unos años, cuando la Transition Sentinel llegó al mercado, fue, por falta de un término menos cliché, un cambio de juego. Si bien ese término se utiliza con demasiada soltura, fue la «Speed Balance Geometry (Geometría Equilibrada de Velocidad)» de la Sentinel específicamente, lo que cambió el juego, o al menos lo suficiente como para que una gran cantidad de fabricantes de bicicletas de montaña acumularan y copiaran el enfoque. El enfoque de Transition fue, en resumen: ángulos de sillín más pronunciados, alcances más largos combinados con potencias más cortas, y ángulos de dirección más flojos combinados con horquillas con un offset más corto.

La combinación de estos tres conceptos fue muy útil para mejorar las bicicletas de montaña modernas en dos direcciones. Simultáneamente, la «SBG» las hizo mejores en las subidas, debido a la posición más erguida hacia adelante, y también mejores al descender, debido a una mayor estabilidad desde un extremo delantero más largo y un ángulo de dirección más flojo. De todos modos, unos pocos años después, innumerables marcas, tanto grandes como pequeñas, están implementando conceptos similares en su geometría.

Hace unos meses, Transition tuvo la amabilidad de enviarnos la nueva Sentinel en versión GX para que pudiéramos probarla. En primer lugar, visualmente puedes ver que la bicicleta ha adquirido un diseño industrial totalmente nuevo, con menos inclinación y, en cambio, muchas más líneas angulares. Transition recientemente se mudó a una nueva fábrica de carbono donde sus nuevos cuadros se construyen con carbono japonés Toray y con molduras de látex EPS. Si bien la mayoría de los cambios de geometría son inexistentes o sutiles, la Sentinel recibió un aumento de recorrido de 140mm a 150mm, aunque el recorrido de la horquilla sigue siendo el mismo de 160mm.

Detalles

  • Ruedas de 29″
  • Material del cuadro: carbono
  • Recorrido delantero: 160mm
  • Recorrido trasero: 150mm *opción de 140mm al montar un amortiguadore con 57.5mm de stroke
  • Espaciado de bujes Boost
  • Amortiguador Metric con rodamientos Trunnion – acepta amortiguadores de muelle
  • Cinemática revisada con incremento de progresión
  • Cableado del cambio trasero interno guiado
  • Tubo de sillín más corto y más inserción de la tija
  • Accesorio de montaje en el tubo superior
  • Protección Flush en las vainas traseras y tubo inferior
  • Nueva talla XXL
  • Ancho de rueda permitido 2.6″
  • Ángulo de dirección ajustable con espaciadores a presión
  • Garantía de por vida
  • Peso del cuadro: 3,19kg con amortiguador
  • Peso bici completa: 14,19kg (L, Tubeless)
  • Precio: $5.499

Transition especifica el manillar y la potencia con su propia marca de componentes ANVL, los cuales son bastante buenos para ser marca de la casa. La combinación de angulación hacia arriba y hacia atrás del manillar es cómodo, y un ancho completo de 800mm con una altura de 30mm es perfecta. Aunque la potencia original es de 40mm de largo, hice algunas pruebas con una de 50mm, y todavía no estoy seguro con cuál me quedaría, tal vez con una de 45mm. En la foto no se muestran los puños Sensus Lite con los que viene de serie, ya que los reemplazé por los Meaty Paws, también de Sensus.

En la versión GX, la horquilla de serie es una RockShox Lyrik RC2 y el amortiguador un Super Deluxe RCT Ultimate. La horquilla tiene un recorrido de 160mm y un offset corto de 42mm, con ajustes de compresión de alta y baja velocidad y rebote. El amortiguador trasero es ajustable en 3 posiciones y la compresión de baja velocidad también es ajustable, además del rebote. Curiosamente, aquellos que querían mitigar el recorrido y configurar la bicicleta para que sea más versátil pueden hacerlo cambiando la longitud del recorrido del amortiguador trasero, pasando de 62.5mm a 57.5mm. Esto debería poder hacerse internamente con un espaciador con la mayoría de los amortiguadores en la mayoría de las tiendas. En cualquier caso, seguí los consejos de Transition para ajustar la bicicleta con una buena y baja relación de SAG de 2.4:1, lo que hizo una presión idealmente baja de solo 175PSI para soportar mi peso de 180 libras. Baja presión = más tracción, menos resistencia y menos tensión en los golpes.

En el sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda: al igual que la Scout, la Sentinel también adopta un sistema de montaje de accesorios, que se combina con el sistema B-Rad de Wolf Tooth para un almacenamiento limpio de herramientas en la bicicleta. Se utilizan rodamientos de gran tamaño de alta calidad en toda la bicicleta. Una pequeña lengüeta de plástico disimulada mantiene el cable del desviador trasero en línea en el pivote principal. Algo que noté durante la prueba fue que el cableado del cable del cambio súper directo hizo menos arrastre y cambios más suaves. Cuando un cable no tiene que doblarse alrededor de radios estrechos, la calidad del cambio es generalmente mejor. Entonces, una vez más, felicitaciones a los ingenieros: han hecho una buena mejora. Realmente recomiendo el enfoque general de Transition para el cableado de cables y cómo encaja con el nuevo diseño industrial: el cable del cambio trasero y el de la tija telescópica son internos, mientras que el del freno trasero permanece externo por razones prácticas.

El sillín ANVL Forge interno resultó ser bastante cómodo a pesar de mi escepticismo inicial: no parece cómodo, pero por desgracia lo es. La tija de sillín OneUp de 180mm de recorrido personalmente creo que es una de las mejores del mercado.

Como es obvio, la versión GX de la Sentinel viene con el grupo de transmisión SRAM GX Eagle de 12 velocidades. El grupo ofrece un rango del 500% a través de un casete trasero de 10-50 dientes con cambios nítidos y rápidos. Las bielas Truvativ Stylo de aluminio de 170mm de longitud vienen con un plato de 30 dientes. Las bielas se basan en el nuevo eje de pedalier DUB de SRAM, que ha demostrado ser bastante valioso. El pedalier es roscado para facilitar el mantenimiento.

A pesar de costar $5.499, Transition ha logrado especificar los frenos Code RSC de SRAM de gama más alta en comparación con los Code R, más simples y menos ajustables.

La Sentinel viene con ruedas Stans ZTR Flow S1, un juego de ruedas razonablemente fuerte y liviano, al ayudando a la bicicleta a alcanzar un excelente precio. Las llantas de 29mm de diámetro interno están envueltas en neumáticos Maxxis Assegai 2.5″/ DHR2 2.4″. Ambos neumáticos tienen carcasas EXO+ y WT para un poco de volumen adicional.

Algunos detalles del cuadro: la vaina trasera cuenta con protección de goma integrada con aletas para ayudar a amortiguar el ruido. Es digno de mención que el cable del cambio trasero también se pasa por la vaina, lo que es bastante resbaladizo. En la parte trasera, dependiendo de la marca, hay un amplio espacio libre para neumáticos de hasta 2.6″ de ancho. Por último, un protector de tubo de goma protege contra golpes de rocas.

En Acción

Cuando Transition me planteó por primera vez la idea de enviar una Sentinel para pruebas, debo admitir que inicialmente pensé que era mucha bicicleta para el área de Santa Cruz. Tal vez eso fue un poco miope ya que han pasado algunos años desde que se lanzó la primera Sentinel, que definitivamente tenía la reputación de ser una bicicleta «grande», aunque hoy en día parece bastante estándar, al menos en el papel de todos modos. Sin embargo, llegó la bicicleta, me sorprendieron las hermosas líneas del nuevo diseño industrial, la monté y recorrí los senderos durante el final de un invierno realmente bueno. Si tuviera que resumir la experiencia en general, sería que me sorprendió gratamente de muchas maneras.

Comenzando con el peso, de poco más de 14kg, para la versión GX de la bicicleta probada, el peso de la Sentinel es bueno en relación al montaje. El cambio a una nueva fábrica, el uso de materiales de mayor calidad y un proceso de moldeo del carbono mejorado permitieron a Transition deshacerse de algo de material, al mismo tiempo mantiene una garantía de por vida. Para una bicicleta de este tamaño, sin componentes de carbono sin contar el cuadro, es un peso excelente.

Otro aspecto que ha visto un poco de refinamiento es la suspensión trasera: al aumentar la progresión de la Sentinel al 24%, está justo en ese buen punto donde debería jugar bien con amortiguadores traseros de aire o muelle. Me las arreglé para usar todo el recorrido en casi todas las salidas, pero nunca estaba superando el anillo de hundimiento o sintiendo un duro fondo, esa es mi forma de medir  los términos «justos» de progresión. De todos modos, podría continuar sobre lo buena que es la suspensión trasera durante todo el día. A lo largo de los años, he tendido a ser parcial con los diseños de suspensión de Dave Weagle por su naturaleza de apoyo y poder al pedalear. Si bien he estado algo contento con un puñado de bicicletas de estilo Horst Link a lo largo de los años, ninguna de ellas me ha impresionado como la Sentinel. Hasta la fecha, ciertamente no he montado una que haya subido tan bien, ni una que haya logrado un equilibrio tan bueno de apoyo y perdón de errores. Para ampliar esto, la bicicleta proporciona mucho «pop» y responde a la entrada del cuerpo sin revolcarse en su recorrido, sin embargo, eso no se produce a expensas de sentirse duro en los impactos de tamaño medio. En términos de diseño de la cinemática ideal, ese es un acto de equilibrio difícil y Transition realmente lo ha superado.

También tuve la suerte de montar la nueva Sentinel con un amortiguadore con un recorrido más corto de 57.5mm, combinado con una horquilla de 150mm. A través de un ángulo de dirección ligeramente más inclinado y un toque menos de desplazamiento, coloca a la Sentinel en una disposición que se adapta mejor a las salidas de todo el día y asiente a una mejor escalada sin renunciar demasiado a los descensos.

En su mayor parte, la geometría no ha visto ningún cambio drástico, solo unos pocos milímetros o parte de un grado aquí y allá. Después de todo, ¿por qué cambiar algo bueno? Personalmente, nunca he probado la Sentinel original, pero he montado muchas bicicletas cuya geometría se inspiró en ella y el SBG. De todos modos, sobre el tema de la geometría, algo que me sorprendió de inmediato fue lo fácil que es hacer manual. Con vainas de 440mm, la parte trasera no es lo que la mayoría de la gente consideraría «corta» de ninguna manera. En cuanto a otros atributos de manejo, no tengo nada más que elogios. Mi primera salida en la bicicleta me encontré superando saltos y step-downs que con otras bicicletas estaba teniendo dificultades. La tracción en curvas fue igualmente impresionante, con una habilidad especial para inclinarte y tomarlas con fuerza. Desde el punto de vista del posicionamiento del cuerpo y la eficiencia del pedaleo, la Sentinel puede pedalear bien en algunas subidas bastante empinadas. El ángulo pronunciado del sillín y la suspensión neutral se pueden agradecer por esto respectivamente. En cuanto al bloqueo de suspensiones, solo lo usé en carreteras pavimentadas y pistas.

Inicialmente, pensé erróneamente que la Sentinel se sentiría como una gran bicicleta. No es así. En el pasado, he dudado de las bicicletas con ruedas de 29″ con mucho más de 130-140mm de recorrido, ya que tienden a sentirse grandes, torpes y altas. Bueno, a pesar de ser una bicicleta bastante larga, la Sentinel es súper liviana sobre sus pies. Nos estamos acercando a un punto donde el tamaño de la rueda simplemente no importa: la geometría de esta bicicleta es tan refinada que se maneja al menos tan bien como cualquiera de 27.5″, pero con los beneficios de las ruedas grandes.

En lo que respecta a las especificaciones, la mayoría de vosotros probablemente estén familiarizados con la mayoría de lo que está disponible y hay poco que separar. Los frenos, la transmisión, la suspensión y la tija son excelentes productos que necesitan poca presentación. Como se mencionó anteriormente, las ruedas Stans no son lujosas, pero tenían una calidad de conducción sorprendentemente buena e hicieron el trabajo. También ayuda a que estén envueltas con neumáticos perfectos. Los componentes ANVL resultaron ser cómodos y con todos los ángulos correctos. Con demasiada frecuencia cambio el manillar y la potencia de serie, pero ese no fue realmente el caso aquí.

Conclusión

Si bien muchos aspectos de esta bicicleta fueron realmente sorprendentes, es sobre todo el valor que ofrece. Transition está golpeando a las grandes marcas y a otras marcas boutique por igual: la única forma en que encontrarías una construcción tan buena por este precio es a través de una de las grandes marcas de venta directa, pero no con un cuadro tan bien diseñado, ni uno con garantía de por vida. Dejando de lado el valor, el cuadro de la Sentinel es brillante: la geometría, la suspensión, el diseño industrial, las características y demás son 10/10. Normalmente tendría una pequeña queja con el hecho de que el cuadro no presenta ningún ajuste, ya que tiendo a calificar mejor las bicicletas ajustables. Pero, por desgracia, Transition diseñó la bicicleta para que pueda funcionar bien con un recorrido más corto, así como con amortiguadores de muelle y aire, lo que le brinda un rango superior de usos, desde Trail de larga distancia hasta Enduro de competición. Al final, no puedo encontrar nada de qué quejarme sobre la nueva Sentinel, es una maravilla total.

www.transitionbikes.com