[Test] Orbea Rallon M-Team 2018

[Test] Orbea Rallon M-Team 2018

21/10/2017
Whatsapp
21/10/2017

La última vez que probamos la antigua Orbea Rallon fue a principios de 2016 y parece que hayan pasado siglos. La nueva Rallon adopta nuevas dimensiones métricas para el amortiguador, y se ha convertido en una 29″ con un recorrido trasero de 150mm y 160mm en la parte delantera. El cuadro es de carbono, asimétrico cerca del amortiguador, y con una geometría agresiva.

Especificaciones

Material del cuadro: carbono
Ruedas: 29”
Sistema de suspensión: Monocross asistido
Geometría ajustable: sí
Recorrido delantero/trasero: 160/150 mm
Boost delantero: sí
Boost trasero: sí
Amortiguador métrico: sí (230×60mm)
Ruedas Tubeless: sí
Transmisión: 1×12 (32T/10-50)
Acople para desviador delantero: no
ISCG 05: sí
Acople para portabidón: sí
Garantía del cuadro de por vida: sí
Peso talla M: 13.580kg
Precio: 6.599 euros (7.999 euros – M-LTD, 4.499 euros – M10, 3.499 euros solo cuadro. Todos los detalles aquí ).

Geometría

Al igual que el modelo anterior, esta Rallon también permite dos configuraciones geométricas diferentes llamadas «Baja» y «Muy Baja». El paso de uno a otro se realiza por medio de las placas provistas de un orificio descentralizado que permite variar el punto de unión del amortiguador a la biela de las vainas traseras. Un sistema muy simple con un aumento de peso prácticamente nulo. Para pasar de una geometría a la otra, se ha de retirar el tornillo que sujeta el amortiguador, sacar las dos placas con el orificio descentralizado y volver a colocarlas giradas 180°.

Como viene siendo de costumbre en las bicicletas de Enduro modernas, el ángulo de dirección es de 65°. Curiosamente, en cambio, el tubo del sillín es bastante vertical con sus 76°. Las vainas traseras miden 435mm, siendo cortas pero no excesivamente cortas, y eso se aprecia cuando uno pedalea cuesta arriba. El modelo de prueba es una talla L que, en comparación con la anterior, tiene un alcance más corto y queda bien con una altura de 179cm.

Vale la pena señalar que la geometría en modo Muy Baja ni siquiera la probamos, ya que la bicicleta fue probada en caminos naturales donde también era necesario pedalear. El pedalier ya es bastante bajo en la posición Baja, midiendo 343mm respecto al suelo, así que los 336mm de la posición Muy Baja sería un riesgo.

Análisis Estático

Vamos a empezar por la estética, ya que esta Rallon tiene una peculiaridad que hasta ahora sólo hemos visto en la Specialized Demo de carbono, es decir, un cuadro asimétrico, en la que el amortiguador se mantiene «a la vista» sólo en el lado derecho, mientras que a la izquierda queda el lado de un triángulo que encuentra espacio entre el tubo oblicuo y el tubo del sillín. Esto ha sido posible gracias al uso de carbono, y trae consigo la ventaja de poder extraer/montar el amortiguador con mucha facilidad.

El pasaje de los cables es completamente interno, incluido el freno trasero, bien estudiado cuando sale del triángulo delantero para ir hacia atrás. Hay que tener cuidado al sacar el botellín del lado izquierdo del bastidor, ya que la lengüeta del amortiguador hace la operación difícil.

La suspensión trasera de la Rallon es parecida a la ABP que utiliza Trek, siendo un sistema monocross asistido con la particularidad de tener el buje trasero coaxial al cubo de rueda. Las similitudes terminan allí, sin embargo, tanto desde un punto de vista funcional y estético, ya que el amortiguador en Rallon está anclado clásicamente al triángulo principal y la varilla de desviación colocado de una manera totalmente diferente.

Las suspensiones son FOX, horquilla 36 Factory y amortiguador Float X2 Factory. La horquilla tiene los ajustes clásicos de compresión de alta y baja velocidad, y el botón de retorno no tiene palancas de bloqueo rápido. El amortiguador es más complejo, con una gran variedad de ajustes por medio de llaves allen: compresión a alta y baja, rebote a alta y baja velocidad, y una palanca para la rápida compresión del bloqueo cuando se pedalea cuesta arriba. Hay que decir que el espectro de la configuración es enorme, y se requiere un poco de tiempo y tantas pruebas necesarias para llegar a la puesta a punto para las necesidades o pistas de cada uno.

Encontrar la presión de aire adecuada en el amortiguador en la nueva Rallon es un poco compleja. Nuestro probador pesa aproximadamente 75kg, y 135PSI fueron necesarios, un valor extremadamente bajo, si se tiene en cuenta que con una Pivot Firebird, con el mismo amortiguador, necesitaba 200PSI. Esto hace que funcione de una manera muy sensible y, en particular, al principio del recorrido.

La transmisión es una SRAM Eagle 1×12 con plato de 32 dientes y guia OneUp Components. La nueva Rallon ya no incorpora un acople para transmisiones 2X, algo que parece haber desaparecido al completo en las bicicletas de Enduro modernas. Los frenos son unos SRAM Guide RSC con disco delantero de 200mm y trasero de 180mm.

La tija telescópica. de 150mm de recorrido, la potencia de 35mm y el manillar de 800mm son de Race Face. Los puños son lock-on y el anillo interno está cubierto aproximadamente hasta la mitad, como se puede ver en la foto, ya que a veces puede ser un problema para las manos.

Las ruedas son unas DT Swiss Spline E-1501 30c, es decir, con llantas de aluminio con un canal de 30mm combinado con un juego de neumáticos Maxxis, Agresor 2.30″ Exo TLR atrás y Minion DHF 2.50″ Exo TLR 3C delante. Una excelente opción para un neumático más estrecho en la parte trasera, sobre todo con un buen compromiso en el agarre y deslizamiento.

Ascenso

Tal vez primero deberíamos preguntarnos si la nueva Rallon realmente es una bicicleta de Enduro agresiva, porque con 150mm traseros no es nada exagerado. A esto se le agrega un ángulo de sillín muy vertical, el más vertical en la categoría de bicicletas de Enduro 29″, y una suspensión que funciona mucho en los primeros centímetros del recorrido, sin alteraciones. El resultado ha sido en la bicicleta de Enduro que mejor sube entre todas las que he probado. Tiene una buena aceleración, la parte delantera se mantiene plantada en el suelo, incluso cuando el terreno se vuelve empinado, y las vainas no excesivamente cortas ayudan en este momento, y un neumático trasero con mucha adherencia también.

Lo único que nos ha causado cierta incomodidad es la altura del pedalier, un poco bajo, y la tendencia que tiene a golpear fácilmente los pedales contra las rocas y los escalones, a pesar de las bielas de 170mm de largo. También es necesario decir que por el sendero que pasamos con la Rallon con otras bicicletas casi no pudimos subir.

La suspensión, por su parte, trabaja de una manera muy neutral ante los impulsos de pedaleo e incluso colocando el amortiguador en Abierto.

[amazon_link asins=’B01574L7WI,B000C15N0Y,B011W883VG’ template=’ProductCarousel’ store=’mtbit-21′ marketplace=’IT’ link_id=’472755a9-b66d-11e7-a483-916e102669f1′]

Descenso

Todavía hay mucho escepticismo con las bicicletas de Enduro de 29″, especialmente cuando se enfrentan a caminos con curvas estrechas. Quisimos comparar la distancia de ruedas de dos bicicletas 27.5″ que simultáneamente probamos con la Rallon, una Giant Reign (1.232mm en talla L) y una Ibis Mojo HD4 (1.219mm en talla L). La Rallon tiene 1.217mm, también en talla L. Por lo tanto, si logras hacer curvas estrechas con una bicicleta moderna de 27.5″, no habrá ningún problema con la Orbea.

Donde se requiere más esfuerzo físico es más bien en curvas rápida, especialmente entrantes: se requiere el pulso del jinete y un cuerpo que presione bien la parte delantera para evitar ir recto. El Minion DHF 2.5″ delantero, por su parte, ofrece un agarre monstruoso, gracias al compuesto 3C y la posibilidad de utilizar una presión relativamente baja (menos de 1.3 bar) en combinación con los amplios aros. Si el sendero es empinado y recto, la Rallon vuela literalmente sobre los obstáculos con mucha facilidad.

Las suspensiones son lo mejor que puedes encontrar. En particular, el amortiguador. No hay descenso que pueda ponerlo en crisis, o un camino para el cual no se pueda pasar. Los centímetros iniciales del amortiguador X2 son los más sensibles, y copian muy bien las imperfecciones del suelo. Sin embargo, se vuelve muy progresivo hacia el final del recorrido, y por muy progresivo quiero decir que solo en un par de ocasiones logré pasar el 30% del SAG.

Los ingenieros de Orbea decidieron no exagerar con los viajes de retorno, sino hacerlos lo más eficazces posibles en sus «únicos» 150mm. Elección que resultó ser muy buena.

La rigidez general es buena, aunque no siempre es fácil juzgarla en una 29″ porque las ruedas suelen ser el eslabón débil. La Rallon es silenciosa, también gracias a las tapas de goma en la protuberancia y la funda alta, mientras que la pintura mate ha demostrado ser bastante delicada. Lo que se ve en el tubo horizontal se debe a una correa de transporte, mientras que la marca que está en la vaina trasera es debido al rozamiento del zapato. Recomendamos cubrir el chasis trasero con protector adhesivo transparente.

Conclusiones

La nueva Orbea Rallon es una bicicleta de Enduro que va muy bien tanto en subidas y bajadas, ofreciendo mucha seguridad gracias a las ruedas de 29 pulgadas, combinada con una notable agilidad gracias a los «cortos» 150mm de recorrido trasero y una corta distancia entre ejes. Estéticamente es con toda probabilidad, una de las bicicleta más exitosas de los modelos 2018 que hemos visto hasta ahora gracias a la estructura asimétrica y un buen recubrimiento de la pintura que es suave para el tacto. Mientras que desde el punto de vista de la cinemática, la suspensión es muy sensible en la parte inicial del recorrido.

Orbea