[Test] Rodilleras Alpinestars Fluid Tech Carbon

[Test] Rodilleras Alpinestars Fluid Tech Carbon

21/12/2015
Whatsapp
21/12/2015

[ad3]

Hace algo más de un mes compartimos con vosotros nuestra primera impresión sobre las rodilleras ortopédicas Alpinestars Fluid Tech Carbon la cual fue muy buena. Después de haber estado montando con ellas todo este tiempo, vamos a explicar qué tal nos han funcionado.

A diferencia de unas rodilleras convencionales para montar en bici, las Fluid Tech están destinadas principalmente a pilotos de motocross que necesitan una protección superior en sus rodillas para prevenir lesiones de ligamentos y menisco. Aún así hay muchos riders que han sufrido las mismas lesiones y necesitan montar más protegidos. En nuestro caso han sido 3 operaciones en la rodilla izquierda, una de ligamento cruzado anterior y dos de menisco interno. Como no podía ser de otra manera, necesitamos por el bien de nuestra rodilla montar con una rodillera de estas. Hasta ahora usábamos el modelo inferior de Alpinestars, las Fluid Pro X-Blend en ambas rodillas, tanto en la izquierda como derecha y la verdad es que pasar a montar con las Fluid Tech de carbono se ha notado.

A continuación tenéis las características principales de la Fluid Tech Carbon:

• Construcción ligera y resistente a partir de un polímero de carbono con certificado CE – EN 1621-1 (K tipo B) que incorpora el sistema DEFT – Dynamic ErgoFit Tech – un innovador diseño que permite una ergonomía excelente.
• Sistema de pivotes poli-céntricos ajustables gracias a pequeñas pestañas de diferentes grados (0, 5, 10, 15 y 20º) que previenen las lesiones de hiperextensión.
• El interior está construído de una carcasa semi rígida TPU para más durabilidad, y envuelta de espuma absorvente a los golpes para mejorar el confort.
• La anchura de la rodilla se puede ajustar mediante unos espaciadores de diferentes tamaños (1mm, 2mm y 3mm, en ambas partes), para una mejor sujeción, además de incorporar unos acolchados laterales para evitar presión en los meniscos y tener un mejor confort.
• La carcasa frontal de la rodilla está asegurada por dos cintas que se encuentran arriba y abajo que permiten un movimiento libre sin que haya presión o contacto con la piel.
• La rodillera se ajusta a la pierna mediante cintas de Velcro®.
• Está disponible en 2 tallas: S/M/L y XL/2XL.
• Precio de venta al público: $349.95

Durante los primeros días estuvimos montando con ellas sin ninguna pestaña que bloqueara la extensión de la rodillera, pero al cabo de dos semanas, tras la recomendación de un amigo, añadimos la de 20º en ambos lados para que bloqueara la hiperextensión. Fue todo un acierto. En las fotografías superiores podéis observar que la rodillera no llega a extenderse del todo, de esta manera la rodilla siempre se mantiene ligeramente flexionada aunque estiremos la pierna por completo. A la hora de montar en bici no se nota, ya que la posición natural de las piernas y rodillas cuando montamos es bastante parecida, nunca vamos rectos con las piernas estiradas como palos. Gracias a la buena ajustabilidad que tienen estas rodilleras uno puede sentirse más seguro.

El material del que están construídas es bien duro, tanto el de la carcasa frontal que te cubre la rodilla como todo el cuerpo de carbono. Siempre que nos hemos dado un golpe con el pedal o contra el suelo apenas hemos notado nada. Su función contra los impactos es buena, y aunque no hemos tenido ninguna caída grave, si tuvimos un pequeño susto al apoyar el pie en el suelo al quedarnos cortos en un 360. De todas formas no pasó nada. Creemos que la rodillera nos salvó y ayudó a que ese impacto del pie contra el suelo no fuese nada grave, ya que es así como uno puede lesionarse la rodilla.

Los acolchados laterales de la rodillera son de gran ayuda, no solo porque sujetan tu rodilla cómodamente, sino porque son ajustables y te permiten colocar diferentes espaciadores para que tu rodilla esté más o menos sujeta. Su forma y diseño encaja perfectamente ofreciendo un confort superior al de la Fluid Pro X-Blend. Lo mismo ocurre con el interior de las cintas. Como podéis ver en la fotografía inferior, su acabado es mucho mejor. Esas pequeñas y finas tiras de gel que brillan en la parte superior e inferior de cada una de ellas hacen que la rodillera no resbale y quede fija en su sitio. Aunque montemos con pantalones pitillo, que al ser tan estrechos hacen que la rodillera no se mueva, a medida que vas montando tus piernas cada vez sudan más, y algunas veces te las has de recolocar, como es el caso de las Fluid Pro X-Blend, pero con las Fluid Tech Carbon y gracias a las tiras de gel que hemos comentado un par de líneas más arriba, se quedan sujetadas y no se mueven.

Si comparamos los dos modelos, por muy parecidos que sean, las Fluid Tech Carbon son mejores que las Fluid Pro X-Blend por las siguientes razones:

1 – Su construcción y acabados.
2 – El diseño de las almohadillas laterales y cintas internas.
3 – La dureza y resistencia que ofrece la rodillera en general.
4 – Comodidad y confort.

Debajo tenéis tres fotografías donde podéis ver las diferencias entre una y otra.

Aunque estéticamente parezcan iguales, no lo son. La construcción de la Fluid Pro X-Blend es de fibra de vidrio, mientras que las Fluid Tech son de carbono, lo cual ofrecen una mayor resistencia.

El acabado y diseño de las almohadillas laterales no tiene nada que ver con el de las Fluid Tech Carbon. Aunque cumplen con su función y también son ajustables mediante espaciadores, el confort es superior en las Fluid Tech.

Han habido veces que los anclajes rojos se nos han salido debido a la presión o movimientos de nuestra pierna, igual que el velcro de las correas, a diferencia de las Fluid Tech, que no nos ha pasado ni una sola vez.

Conclusión Final

Por lo general, unas buenas rodilleras ortópedicas no son baratas. Si buscas por internet verás que hay ofertas mucho más caras, pero también mucho más baratas que las Alpinestars. Normalmente este tipo de rodilleras se venden sueltas pero también las puedes encontrar en pareja, como nos pasó a nosotros con las Fluid Pro X-Blend, que hace 2 años las compramos en una conocida tienda de Andorra por 288 euros. De todas maneras, os aconsejamos que si estáis pensando en compraros unas rodilleras ortopédicas porque también habéis tenido lesiones importantes en las rodillas, y os queréis sentir más protegidos sin necesidad de haber de pedir un crédito al banco para compraros unas, os miréis las Fluid Tech Carbon, ya que por $349.95, que vendrían a ser unos 320 euros (la unidad, no la pareja), su relación calidad – precio es muy buena.

Para más información sobre las rodilleras Alpinestars visita: alpinestars.com

Texto y fotos de producto: Héctor Saura
Foto de acción: Alex Domingo
Rider: Héctor Saura

[ad12]