MTB-MAG.COM - Mountain Bike Online Magazine | [Test] Specialized Enduro FSR Pro Carbon 29

[Test] Specialized Enduro FSR Pro Carbon 29

[Test] Specialized Enduro FSR Pro Carbon 29

28/03/2017
Whatsapp
28/03/2017

[ad3]

Después del test comparativo entre la Specialized Enduro y la Trek Slash, y más tarde el test individual de la Slash, os traemos el de la Enduro FSR Pro Carbon. Al igual que la Trek, la Pro Carbon es el segundo modelo más alto de la gama de Enduro, por debajo del S-Works que actualmente estamos probando con ruedas de 27.5″.

Especificaciones

Cuadro: FACT 11m de carbono, idéntico al S-Works
Ruedas: 29”
Geometría ajustable: no
Recorrido trasero/delantero: 160/165mm
Compatibilidad con 27.5″ Plus: sí
Boost trasero: sí
Boost delantero: sí
Amortiguador métrico: no (216mm x 57mm)
Tubeless: sí
Transmisión: 1×12 (plato de 30T / casete de 10-50T)
Acople para desviador delantero: no
Acople para botellín: sí
Colores disponibles: Rojo/Blanco – Azul/Negro
Precio: 6.290 euros / $6.500 USD / $3.500 USD solo el cuadro

Geometría

Desde el lanzamiento del primer modelo hace 5 años, la Enduro ha evolucionado mucho, teniendo ahora una geometría actualizada. Hace unos años era imposible pensar que una bicicleta de 29″ llegaría a tener 165mm de recorrido trasero. Considerando los 66° de ángulo de dirección y las cortas vainas traseras de 432mm, está claro que no estamos ante una bicicleta de descenso cualquiera. Por el contrario, gracias al tubo de sillín de 76°, la posición de pedaleo es eficiente y cansa mucho menos que otras bicicletas. El eje de pedalier es bastante alto, 352mm, para que las rocas o pedales no toquen choquen contra el suelo.

Algo que cualquiera debe considerar antes de comprar una bicicleta de Enduro es que las tallas han cambiado, y ahora suelen ser más pequeñas. Aquí puedes ver una comparación con el modelo anterior. De hecho, nuestra bicicleta de test era una talla L para un rider de 5’9″ de alto.

Análisis Estático

La primera impresión que tuvimos al ver la nueva Enduro fue su gran parecido estético al anterior modelo. Specialized no quiso hacer muchos cambios de algo que ya funcionaba bien, así que para la nueva Enduro simplemente hizo unas pequeñas pero importantes mejoras. Lo primero fue introducir el Boost, tanto delantero como trasero. Esto permite que se puedan montar ruedas mucho más fuertes y resistentes gracias al ancho de los ejes.

El recorrido trasero es ahora 1cm más largo. Por esta razón, los ingenieros tuvieron que acortar las vainas traseras lo máximo posible, minimizando el espacio entre las vainas y el tubo de sillín. En vez de una caja de pedalier pressfit, la nueva Enduro utiliza una caja roscada que encaja perfectamente en una bicicleta de Enduro, sobretodo para su mantenimiento. El cableado interno también se ha mejorado, evitando que vaya por debajo de la caja de pedalier.

La horquilla es una RockShox Lyrik RC Solo Air, que en comparación con la Pike de los modelos anteriores, la Lyrik es mucho mejor en términos de rigidez y absorción de impactos fuertes. El amortiguador es el nuevo Öhlins STX22 Air con ajustes All Mountain y Autosag (solo para Specialized). Ofrece ajuste de rebote (6 clicks), 3 niveles de ajuste para la alta velocidad de compresión (uno de ellos específico para subir) y 8 clicks de ajuste para la baja velocidad de compresión.

La transmisión es la nueva SRAM Eagle con un plato de 30t y unas bielas customizadas de aluminio. Los frenos son unos  SRAM Guide RS con disco de 200mm delantero y 180mm trasero.

El resto de componentes son de la propia marca Specialized: ruedas Roval Traverse 29 con aros de 29mm, manillar Specialized DH de aluminio de 780mm de ancho, sillín Henge Expert Body, tija telescópica Command Post IRcc de 125mm de recorrido y 12 posiciones de ajuste.

El peso de la bicicleta sin pedales es de 13,93kg, incluyendo el portabidón y el multiherramientas dentro del compartimento SWAT, disponible por primera vez en este modelo. Todos los cuadros Enduro ahora disponen de este compartimento en el que puedes almacenar lo que quieras.

Ascenso

Supongo que estarás cansado de escuchar o leer que las bicicletas modernas de Enduro no suben bien. Pues bien, la Enduro 29 es una excepción, ya que no sube nada mal. Aunque no se pueda decir de ella que es una bicicleta muy polivalente (para eso ya tienen a la Stumpjumper FSR), en subidas técnicas la nueva Enduro sube muy bien, gracias a la confortable posición centrada del sillín. La rueda delantera se mantiene en contacto con el terreno en todo momento, incluso en tramos pronunciados. Las ruedas de 29″ se encargan del resto, proporcionando buena tracción incluso en las zonas más complicadas.

Sobre terreno plano, se nota que el amortiguador Öhlins no tiene un bloqueo completo. La marca suiza sugiere poner la alta velocidad de compresión en la posición 3, pero llevándolo en la posición 2 no se nota mucho la diferencia. En subidas largas, esto es un problema, especialmente cuando la Lyrik está bloqueada, por ejemplo en asfalto: la parte delantera está rígida pero la trasera hace que pierdas energía. El neumático Slaughter 2.3″ tiene muy poca resistencia al pedaleo pero sobre terreno mojado no es el ideal.

Sobre la transmisión, podemos decir que el plato de 30t es demasiado pequeño: con una relación de 30-50 acabas pedaleando demasiado rápido, por lo que sugerimos cambiar el plato por uno de 32t, o si estás en forma, por uno de 34t.

Descenso

La primera vez que probamos la Enduro en nuestros senderos de 900m de desnivel, estuvimos entusiasmados. Te acostumbras a ella fácilmente y no has de prestar mucha atención a la distribución del peso, especialmente la parte delantera en las curvas. La posición central del sillín y el no tener ángulos extremos el rider puede sentirse muy cómodo desde la primera salida.

La Enduro con su largo recorrido, ruedas de 29″ y geometría ofrece mucho espacio para jugar con los límites de cada uno. Es fácil montar por tramos donde no lo haríamos con otras bicicletas, especialmente de 27.5″. La Lyrik es uno de los componentes más interesantes. No tiene nada que ver con la Pike. Los hidráulicos son los mismos que la Pike, pero su estructura masiva (especialmente si la comparamos con la antigua que no es Boost), contribuye a que la parte delantera sea bien rígida y sólida. Esto quiere decir que absorbe los grandes impactos perfectamente y se maneja muy bien.

La Lyrik pesa exactamente 2,05kg. Es ligeramente más pesada que la Pike (100 gramos) pero funciona mucho mejor sobre terreno abrupto y demandante, mejorando el comportamiento general de la bicicleta.

Debido a que la Enduro tiene la caja de pedalier bastante alta, pasar por curvas rápidas no es tan divertido como otras bicicletas que la tienen más baja, pero que por el contrario, les cuesta más subir. Aunque sea una bicicleta de 29″, la Enduro se maneja muy bien, es fácil de girar y muy divertida sobre terreno técnico ya que ofrece mucha confianza al rider.

Las ruedas y neumáticos que vienen montados son bastante buenos, aunque no esperes milagros con el Butcher 2.3, especialmente sobre terreno mojado, ya que el dibujo es casi semi-slick. Si quieres bajar más que subir, los neumáticos será lo primero que hayas de cambiar ya que necesitarás más grip. Una señal de que Roval prefería la solidez del conjunto a que fuese ligero, era que el montaje Tubeless pesaba 1,89kg. Durante el segundo día de test, se rompió un radio de la rueda trasera, pero esto no afectó mucho, pudiendo montar los siguientes días.

El triángulo trasero es lo más corto posible. El barro, las piedras y la gravilla se acumulan entre éste y el triángulo frontal, rallando la pintura, tal y como nos pasó en el Pivot Firebird que probamos hace unas semanas. Aunque esté de moda que los triángulos traseros sean muy cortos, ya va siendo hora de que las marcas encuentren una solución para que no se estropee el cuadro tras las primeras salidas, quizás utilizando un vinilo protector.

Comparación Entre La Nueva Y Antigua Enduro 29

Hace dos años probamos extensamente el anterior modelo de la Enduro, y estas fueron las conclusiones:

Gracias a una geometría balanceada, su ligereza y posición del sillín, esta bicicleta va muy bien por la mayroía de terrenos, incluso en subidas donde normalmente las bicicletas de Enduro no funcionan tan bien.

El nuevo modelo es 800 gramos más pesado a pesar de tener el basculante de carbono. Aparte de eso, la conclusión es bastante similar. Su rendimiento en los descensos ha sido mejorado, siendo mucho más divertida que el anterior modelo. La evolución de la Enduro sigue la competición.

Los componentes en el nuevo modelo son más sólidos: la horquilla Lyrik, bujes Boost, un amortiguador con piggy back, un manillar más ancho… Olvidémonos de si tiene características All-Mountain, para eso ya está la Stumpjumper.

Conclusiones

La Specialized Enduro 29 ha crecido: el recorrido es mayor y su rendimiento en los descensos ha sido mejorado. Ya no es la bicicleta polivalente para hacer de todo un poco que conocíamos, sino una máquina real de Enduro que sigue siendo divertida subiendo.

Specialized

 

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of