[Test] Transmisión SRAM GX Eagle 1×12

[Test] Transmisión SRAM GX Eagle 1×12

14/01/2018
Whatsapp
14/01/2018

Hace alrededor de 1 año probamos el grupo de transmisión SRAM GX 1×11, del cual quedamos impresionados por su buen funcionamiento que no le tiene nada que envidiar al XX1, a pesar de su sobrepeso. Ahora, hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo GX Eagle de 12 velocidades. Os lo contamos todo a continuación.

Detalles

• Precio: $499.00 USD (puedes encontrarlo más barato aquí)
• Peso: 1.734 gramos *GXP/plato de 32T/bielas de 175mm
• 271 gramos más pesado que el XX1, el cual es casi 3 veces más caro
• Rando de un 500%
• 12 velocidades  – 10, 12, 14, 16, 18, 21, 24, 28, 32, 42 y 50T

La tabla que tenéis aquí arriba os muestra toda la información necesaria en cuanto a peso, marchas y construcción de cada una de las partes involucradas en el sistema de transmisión GX Eagle.

Para conseguir que el GX tuviera tecnología Eagle a un precio reducido y más accesible, la construcción tuvo que hacerse con otros materiales, sobretodo el casete. Los X01 y XX1 están hechos de dos piezas – los primeros 11 piñones están mecanizados en un bloque y el piñón más grande está separado. El GX, en cambio, está hecho de una sola pieza, pudiendo abaratar los costes de producción pero con una penalización en su peso final. El casete GX es el componente más caro del grupo entero, costando $195 y pesando tan solo 84 gramos más que el X01 o XX1 de $420.

El otro cambio mayor que ha tenido que hacer SRAM para abaratar costes han sido las bielas, creando unas de aluminio soldadas de $120 en vez de las de carbono de $425.

El perfil de los dientes de los piñones de 11 y 12 velocidades son ligeramente diferentes, siendo más curvados.

Por último, tenemos el desviador trasero, que es 23 gramos más pesado que el XX1, pero tenemos una diferencia de precio de $110 vs. $289. El hecho de quitar la patilla de carbono y poner una de aluminio también hace que se abaraten los costes.

Con la tecnología Eagle, tienes muy poco margen para corregir los errores que pueda causar como desalineamiento. Uno debe ser meticuloso con su ajuste, y cualquier golpe o rascada podría afectar a su funcionamiento.

En la fotografía inferior tenemos a la herramienta de ajuste y alineación SRAM Eagle B-Gap. Es importante utilizarla para ajustar la distancia adecuada entre el casete y el desviador trasero a través de un allen de 3mm. El mecánico oficial de SRAM Shawn «Wizard» Cruickshanks te explica cómo hacerlo aquí.

En Acción

Una vez lo montamos en nuestra bicicleta y nos dirigimos a la montaña para probarlo, no teníamos muy claro si iba a funcionar tan bien como su hermano mayor XX1 Eagle, pero nos equivocábamos. El cambio de marchas era decisivo y suave en ambas direcciones, arriba y abajo. Debes ser cuidadoso al pasar del piñón 42T al 50T, pero es algo que también pasa con el XX1 Eagle, ya que es un salto de cadena de 8 dientes. De todas maneras, es mucho mejor que tener que lidiar con un desviador delantero. Nunca se nos saltó la cadena. Las bielas fueron bien rígidas e hicieron su trabajo sin problemas. Está claro que unas bielas de carbono pueden ser más rígidas sobre el papel, pero la verdad que con las GX no notamos que flexaran. Son bien sólidas, y razonablemente ligeras dado su precio.

Sobre el terreno, es muy difícil diferenciar el GX Eagle entre el XX1 Eagle en términos de funcionamiento al cambiar de marchas. Si algo notamos fue el pulsador. La versión GX es compatible con «Matchmaker», pero no ofrece el ajuste de ángulo para el pulgar. Es algo a lo que estamos acostumbrados al utilizar grupos X01 y XX1, pero no es algo tan importante para muchos. La ergonomia sigue siendo buena, y si eso realmente te molesta, siempre puedes poner un pulsador X01 o XX1.

En términos de durabilidad, hemos quedado impresionado. En 5 meses de uso regular, hemos hecho manutención general de limpieza y lubricación, montando la mayoría del tiempo sobre terreno seco y polvoriento, hasta este último mes que ha sido sobre barro. Condiciones poco ideales para una transmisión, aunque el desgaste ha sido normal: el anodizado del casete y del plato está un poco gastado, pero sigue ofreciendo un rendimiento excelente.

Conclusión

El grupo XX1 Eagle cambió las reglas del juego en términos de construcción y diseño, llegando a las masas con esta nueva tecnología muy rápidamente. El GX Eagle ofrece la misma tecnología y rendimiento que el XX1, con una penalización de peso, pero a un precio muy inferior. Con la introducción del GX Eagle, definitivamente han muerto los desviadores delanteros.

www.sram.com