[Video] La Historia De Ben Hildred: 55.000m De Altura En 30 Días

[Video] La Historia De Ben Hildred: 55.000m De Altura En 30 Días

Staff, 12/05/2020
Whatsapp
Staff, 12/05/2020

Segundo episodio de la serie True Story creada por SRAM. Después de la historia de Joey Schusler, el protagonista del video de hoy es Ben Hildred.

Ben Hildred ha pasado años y años buscando el verano interminable. Nacido en Lincoln, Inglaterra, aprovechó al máximo los meses cálidos del hemisferio norte en lugares como Whistler, Columbia Británica, antes de escapar a Queenstown, Nueva Zelanda, para disfrutar del verano del hemisferio sur.

La búsqueda de un verano interminable ha permitido a Ben explorar las comunidades internacionales de riders más importantes a través del uso de su medio de transporte favorito: su mountain bike.

Ben nunca ha tenido un coche, siempre ha preferido la libertad sobre dos ruedas, tanto para ir de casa al trabajo, como para divertirse en sus caminos favoritos.

El tiempo que pasa todos los días montando para Ben es intocable, le sirve para relajarse y pensar, además de proporcionar el punto de partida para una serie infinita de desafíos que él mismo inventa.

Estos desafíos no tienen nada ordinario. En 2018, conquistó su personal ascenso al «Everest» en la empinada subida que lleva al bike park Skyline de Queenstown, cubriéndolo sin parar durante 19 horas hasta alcanzar una diferencia de altura de 8.848 metros, igual que la del Everest.

Tras conquistar el Everest, Ben se lanzó a un desafío aún mayor el año pasado: sumar una diferencia de 55.000 metros en 30 días, siempre en su ruta favorita, el Skyline, mientras trabajaba a tiempo completo como mecánico en Vertigo Bikes en Queenstown,

Esto significó dedicar todo el mes de diciembre de 2019 a levantarse todos los días a las 5 de la mañana para hacer un promedio de al menos 1,834 metros de altitud antes de levantar las persianas de la tienda, a las 7:45 am, y luego trabajar durante todo el día.

A lo largo del mes, subió al Skyline 111 veces, una hazaña que fue recompensada por 111 descensos fantásticos en las pistas empinadas y exigentes del bike park. El desafío para Ben era su premio. Pero haber cubierto todos esos magníficos descensos fue la guinda del pastel.