MTB-MAG.COM - Mountain Bike Online Magazine | [Test] Yeti SB5.5

[Test] Yeti SB5.5

[Test] Yeti SB5.5

08/03/2017
Whatsapp
08/03/2017

[ad3]

Después del test comparativo que hicimos entre la Specialized Enduro 29 y la Trek Slash, volvemos a probar una 29er de Enduro de la cual teníamos bastante curiosidad. Hablamos de la Yeti SB5.5, una bicicleta no muy agresiva y polivalente tanto para bajar y subir, a diferencia de sus competidoras, que están más orientadas a descender. Nuestra SB5.5 de test vino con un kit de transmisión SRAM XX1 Eagle además de otros componentes que no vienen en el montaje de serie. La prueba se desenvolvió por varios senderos de diferentes características para poder comprobar el rendimiento de la Yeti.

Detalles

La SB5.5 es el modelo que se encuentra entre la SB5 y la SB6, encargada de satisfacer las necesidades de aquellos que buscan una bicicleta de Trail y de Enduro. El cuadro es completamente de carbono, incluyendo el triángulo trasero. Yeti ofrece dos tipos de cuadros de carbono, el Turq y el Carbon. El primero de ellos es el de máxima calidad, y lo utilizan los 3 modelos más caros de la línea, además de estar disponible como cuadro suelto. El segundo es carbono básico y lo utilizan los 2 modelos más asequibles de la línea. La diferencia de peso entre uno y el otro es de aproximadamente 250 gramos. Nuestra SB5.5 pesaba 12.3kg.

El sistema de suspensión es el clásico Switch Infinity de Yeti. Es una variante del sistema de pivote virtual en el cual la bieleta inferior se reemplaza por un sistema en movimiento lineal, la clave del sistema Switch Infinity, en vez de uno rotacional.

Este mecanismo, diseñado en colaboración con FOX, consiste en en un bloque que se desliza en dos cilindros con barras Kashima para minimizar la fricción. No es ni un amortiguador ni un sistema hidráulico, simplemente es un sistema mecánico de deslizamiento. En el bloque se encuentra la bieleta principal del pivote la cual se desliza sobre rodamientos. Durante la compresión, el pivote principal del bloque Switch Infinity recibe un movimiento flotante. Por lo tanto, el pivote principal está constantemente cambiando de recorrido. Sube en los primeros milímetros del recorrido hasta la mitad, y luego baja en la segunda mitad.

Por esto, la trayectoria de la rueda se ve mejorada en cuanto a la absorción de baches. Al mismo tiempo, el Switch Infinity proporciona una eficiencia de pedaleo y anti-squat en la primera parte del recorrido, mientras que en la segunda mitad, una tensión de cadena inferior permite que la suspensión se absorba los grandes golpes. La bieleta rota hacia delante para comprimir el amortiguador y controla el movimiento flotante del sistema Switch Infinity.

Un amortiguador FOX Float X Factory Kashima EVOL se encarga de los 140mm de recorrido trasero. Es ajustable en 3 posiciones: Abierto, Medio y Cerrado, y la compresión es ajustable en 3 clicks cuando se encuentra Abierto. El Float X en posición Medio funciona muy bien junto al sistema Switch Infinity de la Yeti, sin necesidad de que sea particularmente duro. En cuanto a la posición Cerrada, nos hubiese gustado poder llegar a sentir un bloqueo total del amortiguador. Una característica negativa de este amortiguador es la incómoda posición en la que se encuentra el dial del rebote, aunque su funcionamiento hace que nos olvidemos de esto.

La horquilla es una FOX 36 Float Factory Kashima de 160mm, con cartucho hidráulico FiT4 y los ajustes clásicos, Abierto, Medio y Cerrado, además de la compresión. El buje es Boost 110×15. Esta horquilla viene con unos adhesivos especiales para que combinen con los colores turquesas del cuadro.

El montaje de serie viene con la transmisión SRAM XX1 Eagle, a exceptuando las bielas que son unas RaceFace Next de carbono con un plato de 32t direct mount.

La tija telescópica es una RaceFace Turbine de 125mm. Es una buena tija: suave, rápida y reactiva. La maneta es confortable de pulsar pero bastante larga, así que se debe posicionar bien para que no haya necesidad de desplazar mucho el pulgar. El sillín es un SDG Duster P RL con raíles de titanio.

El manillar y la potencia son de RaceFace, ambos de 35mm de diámetro. El manillar es un Next de 760mm ancho y 20mm de alto, aunque en el montaje original viene un SIXc de 800mm, y la potencia es una Turbine 35 de 50mm con 6° de altura. Considerando la altura de la horquilla de 160mm en 29″, montamos la potencia lo más baja posible. De todos modos, tras hacer varias pruebas, nos dimos cuenta de que la mejor posición era con llevando una arandela de 5mm con la potencia en posición positiva. La altura del manillar queda ligeramente más alta de lo normal, pero para esta bicicleta era lo mejor.

Los frenos son unos Hope Tech 3 E4 de 180mm y 4 pistones con unos discos semi-flotantes. Estos frenos son los de Enduro de la marca inglesa, los cuales tuvimos que acostumbrarnos a su fuerza de frenada, ya que en el contacto inicial no hay mucha frenada, pero luego progresivamente empiezan a frenar con más fuerza. Dicho esto, la posición de la maneta es confortable gracias a los ajustes que se le puede hacer para separarla o acercarla del manillar. De todos modos, encontramos que la forma y medida de la maneta de CNC, la cual es bastante ancha, fue poco confortable.

Las ruedas son unas Industry Nine Torch Enduro 29″, en vez de las ENVE M70 HV que ofrece Yeti en su montaje estándar. El ancho de los aros es de 26mm y vienen con 32 radios de aluminio. Los bujes giran suavemente sobre el terreno y hacen mucho, mucho ruído debido a los 120 puntos de encaje, cada 3 grados, con un mecanismo de 6 trinquetes. Los neumáticos son unos Maxxis High Roller II EXO 3C tires de 2.30” Tubeless.

El cableado es interno. Los puertos de entrada son de goma para proteger que entre tierra o agua al interior del cuadro, además de prevenir ruidos innecesarios, y están cautelosamente posicionados para proporcionar un alineado suave al manillar.

Las vainas traseras están protegidas por unos protectores de goma, además de una placa de metal cercana al plato. El anclaje del botellín está justo en la parte más baja del tubo inferior, encima del protector de goma. No es la mejor posición para llevar el botellín, pero era la única posible. Alrededor del eje de pedalier hay un soporte para ISCG para aquellos que quieran montar un guiacadenas.

Geometría

La Yeti SB5.5 está disponible en 3 tallas: M, L y XL. Esta bicicleta está diseñada para riders de más de 1.42m.

Ascenso

Como ya hemos comentado antes, al principio nos costó acostumbrarnos a la altura del manillar. Tras seguir las sugerencias de Yeti, vimos que tenían razón, la posición de pedaleo era confortable y perfectamente estable tanto ascendiendo como descendiendo. En subidas rápidas, a pesar de que tenga una geometría orientada para bajar, no nos quejamos de la posición. El movimiento del amortiguador es mínimo en posición Abierto, así que solamente usamos la posición Cerrado sobre senderos llanos (pistas). Por esta razón, sobre terreno con varios baches, es mejor pedalear con el amortiguador en Medio o Abierto, gracias a la estabilidad que te proporciona el sistema Switch Infinity.

Gracias al anti-squat, en parte debido al Switch Infinity, pudimos ajustar el amortiguador en Abierto en los terrenos más técnicos e irregulares, disfrutando de la increíble tracción de la SB5.5. La manejabilidad que ofrece, a pesar de la altura del manillar y horquilla, es notable y suave, siendo una bicicleta fácil de controlar que recuerda a una bicicleta de Trail.

Descenso

Descendiendo la SB5.5 ofrece un control excelente gracias a la centrada posición de riding y el moderno diseño del manillar. En tramos mixtos es rápida, permitiendo cambios de dirección sin problemas. Es muy estable y precisa y el cuadro es rígido y sólido.

Su manejabilidad incrementa en tramos rápidos con curvas, siendo muy ágil y precisa, mientras que sobre tramos lentos requiere más esfuerzo físico. Es algo típico en las bicicletas de 29″, así que la mejor manera de probar la SB5.5 es en tramos rápidos, incluso si son agresivos o técnicos. La bicicleta puede superar estas trayectorias sin problemas y ofrece al rider un control total.

Tardamos un poco en encontrar los ajustes perfectos en las suspensiones, pero una vez encontrados, el resultado fue excelente. Sobre terreno rápido y abrupto la bicicleta es muy estable y absorbe todos los baches sin problemas. La sensibilidad inicial de ambas suspensiones es buena. La sensibilidad del amortiguador aumenta con la velocidad: a poca velocidad proporciona agarre y tracción, mientras que a mucha velocidad se convierte muy sensible. En la mitad del recorrido podemos encontrar un punto muerto en el sistema Switch Infinity: normalmente no se nota, pero en ocasiones donde hay saltos o baches seguidos, este punto muerto causa una ligera rigidez en la suspensión trasera.

Conclusiones

La SB5.5 combina las características de una bicicleta agresiva de Enduro y la polivalencia de una de Trail. El sistema de suspensión es excelente en el pedaleo y baja muy bien. El cuadro es ligero y rígido. En Yeti están acostumbrados a ofrecer productos sólidos e innovativos que nunca pasan desapercibidos, y con la SB5.5 lo han vuelto a conseguir.

Modelos y Precios

SB5.5 Turq XX1 Eagle: $10,599
SB5.5 Turq X01 Eagle: $7,099
SB5.5 Turq XT: $6,599
SB5.5 Carbon Eagle: $5,699
SB5.5 Carbon XT/SLX: $4,799
Cuadro SB5.5 Turq: $3,500

Todos los modelos están disponibles en 2 colores: gris, como el que hemos probado, y el tradicional Yeti turquesa.

Para más información visita yeticycles.com

 

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of